Pizza de pera, piñones y espinaca

Una masa de pizza clásica pero con una cubierta diferente compuesta de peras, piñones y espinaca con un toque de queso gorgonzola encargado de darle un aroma y sabor especiales.

La propuesta de hoy es una pizza de pera, piñones y espinaca muy sabrosa y suculenta que sorprenderá a toda la familia por su innovador estilo.

Ingredientes

200 grs. de harina
100 ml de agua tibia
5 grs. de levadura de panadería seca
1 cucharadita de azúcar
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
sal
2 peras
8 lonchas de panceta
70 grs. de queso gorgonzola
1 taza de salsa de tomate
100 grs. de espinacas frescas
 sal
pimienta
1 cucharadita de orégano fresco


Preparación 

Comenzamos por preparar la masa de pizza colocando en un cuenco la harina, levadura, azúcar, el aceite de oliva y añadiendo poco a poco el agua tibia hasta formar una masa.

Amasar bien hasta lograr una masa de consistencia homogénea y dejar reposar hasta que doble su volumen aproximadamente una hora.

Una vez que la masa ha levado enharinar la superficie de trabajo y estirar la masa con la ayuda de un rodillo dándole forma circular y un grosor medio.

Pincelar con un poco de aceite una bandeja de horno y colocar allí la masa de pizza.

Cubrir la masa con la salsa de tomate y encima colocar láminas de pera cortadas de forma vertical.

Trocear la panceta y distribuirla sobre las peras, agregando después el queso gorgonzola picado, los piñones, las lonchas de panceta y las hojas de espinadas previamente lavadas.

Regar todos los ingredientes con un poco de aceite de oliva salpimentar y distribuir el orégano fresco. 

Cocinar en horno precalentado a 250 ºC por aproximadamente unos 10 minutos o hasta que el queso se haya derretido y la masa se encuentra crocante.

Servir la pizza aderezada con un poco de vinagreta.

0 comentarios: