Pizza de pollo, champiñones y tomate

La propuesta de hoy es una deliciosa pizza de pollo, champiñones y tomate con una base crocante y masa esponjosa.

Muy sencilla de preparar la combinación de los champiñones y el pollo forman una cubierta ideal con sabores y aromas que combinan a la perfección.

Ideal para compartir en familia o con amigos en una cena informal, aquí les dejo la lista de ingredientes y el paso a paso de esta sabrosa pizza.

Ingredientes

Para la masa

250 gr de harina de fuerza
125 ml de agua templada
15 ml de aceite de oliva
15 gr de levadura fresca de panadería
1 pizca de sal
1 pizca de azúcar

Relleno

1 taza de salsa de tomate
100 grs. de champiñones
150grs. de pechuga de pollo
150grs. de queso mozzarella
1 tomate natural
1 cucharadita de orégano


Preparación:

En un recipiente pequeño diluir la levadura con el azúcar, 5 cucharadas de agua tibia y una cucharada de harina, dejando en reposo durante diez minutos hasta que leve.

En otro recipiente mayor tamaño colocar el resto de la harina y mezclarla con la sal y el aceite, añadiendo el fermento de levadura y el resto de agua tibia hasta lograr una masa homogénea y elástica.

Amasar hasta lograr un bollo bien liso y colocar en un cuenco la masa y cubrir con un paño. Dejar levar hasta que duplique su volumen.

Estirar la masa y colocar en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal especial engrasado ligeramente con aceite dando forma redonda a la pizza.

En una sartén colocar un poco de aceite, llevar al fuego y añadir los champiñones cortados en finas láminas y el pollo cortado en dados pequeños, saltear un poco en la sartén y retirar del fuego.

Cubrir la masa de la pizza con la salsa de tomate, la mozzarella rallada, el tomate cortado en rodajas finas y por último el pollo y los champiñones, espolvorear con el orégano y hornear durante 15-20 minutos, hasta que tome color y la mozzarella se haya derretido.

PaPizza y la reapertura de su local Fuencarral

La franquicia de restauración PaPizza especializada en pizza al taglio artesanal ha reabierto uno de sus establecimientos en Madrid.

Así, PaPizza en su local de Fuencarral , uno de los nueve que se encuentran operativos en la actualidad estrena nueva imagen. Situado en Fuencarral 80, PaPizza Tribunal estrena no solo una imagen renovada sino también las palas-menús con magníficas propuestas muy asequibles e ideales para compartir.

La nueva PaPizza cuenta con una zona amplia de degustación y como es tradicional en esta franquicia los clientes pueden escoger entre una amplia carta de pizzas típicamente italianas, además de otras propuestas culinarias tales como las croquetas o focaccias.

Como novedad en este local de Fuencarral también se presentan completos menús ideales para disfrutar ya sea solo o en compañía entre los que destacan la Pala Siciliana que incluye tres porciones de pizza y un refresco o el Maxi Menú con ochos porciones de pizza y tres refrescos ideal para tres personas.


La propuesta de PaPizza es brindar al público la mejor pizza gourmet pero a precio low cost, ofreciendo al público las tradicionales recetas de pizza siciliana pero con nuevos sabores y texturas asegurando a los comensales una maravillosa experiencia gourmet con sabores para todos los paladares.

El éxito de PaPizza se debe a las materias primas utilizadas de primera calidad y en su mayoría procedentes de Italia destacándose la mozzarella, el aceite de oliva y el el legítimo Prosciutto di Parma, funghi porcini de los Alpes italianos a los que se suma la mejor passata di Pomodoro.

Ligeras y sanas las pizzas artesanales de PaPizza se elaboran con aceite de oliva virgen extra y no contienen grasas animales ni conservantes, de allí su sabor incomparable y propuestas especiales como la famosa pizza Caprese o la Burrata, con ofertas increíbles como la bandeja entera de 18 porciones por 22 euros y la media bandeja de 8 porciones por 11 euros.

Mini pizzas de queso y espinacas

Una de las recetas de la gastronomía italiana más conocida en todo el mundo es la pizza sobre todo porque admite infinidad de combinaciones tanto de tipo de masa como de rellenos.

En cuanto a los tipos de pizza también su variedad es amplia desde la pizza tonda, que es la circular, la taglio que es la pizza al corte la más conocida en Italia, hasta la pizza a la pala con forma ovalada, el calzone una pizza cerrada con formato de medialuna y las mini pizzas que son ideales para servir en fiestas y reuniones por su tamaño.

Hoy les proponemos una deliciosa y sencilla receta de mini pizzas de queso y espinacas ideal para una cena informal.

Ingredientes 

Masa
500 gr. de harina
200 ml. de agua
Sal
2 Cucharadas de aceite de oliva 

Cubierta
4 Tomates
500 grs. de espinacas
400 grs. queso mozzarella
Aceite de oliva
1 Cucharada de orégano
Sal


Preparación

Para la masa mezclar 400 gramos de harina con un poco de sal y agregar en el centro el aceite y el agua mezclando hasta obtener una masa homogénea.

Colocar la masa en un recipiente, cubrir con papel filme y dejar leudar hasta que doble su volumen.

Para la cubierta de la pizza pelar los tomates y cortarlos en dados pequeños colocarlos en un colador y dejar escurrir el agua.

En una sartén grande colocar un poco de aceite de oliva y añadir los tomates, sazonar con sal y orégano. Retirar del fuego y reservar.

Lavar bien las espinacas, picarlas y saltearlas en otra sartén con un chorrito de aceite, condimentar con un poco de sal y reservar.

Enharinar una superficie plana con un poco de harina, dividir la masa de pizza en 4 porciones y estíralas con el rodillo.

Cubrir cada mini pizza con el tomate y agregar las espinacas. Cortar la mozzarella en trocitos y distribuirla sobre las espinacas y los tomates.

Colocar las minipizzas en una placa para horno previamente espolvoreadas con un poco de harina y cocinar en horno precalentado a 200º C por unos 15 minutos.

Servir bien caliente y si se desea decorar con una ramita de perejil.

Luis XIII la pizza mas cara del mundo

La pizza Luis XIII ha sido declarada como las más cara del mundo teniendo en cuenta que para degustarla se deberá pagar la friolera de 8300 euros, debido a que los ingredientes que lleva la transforman en un plato al que solo podrán acceder aquellos que estén dispuestos a distraer de su presupuesto semejante cantidad de dinero.

Este precio es el que le ha puesto a la pizza Luis XIII el joven pizzero italiano Renato Viola y la explicación que brinda para el elevado valor de este plato es el hecho que entre los ingredientes que lleva esta delicia se distinguen tres tipos de caviar y unos langostinos provenientes del sur de Italia.

Según el creador de esta pizza no se trata de un precio excesivo si se tiene en cuenta que los ingredientes son de muy alta calidad y que además dos personas acuden a la casa del cliente para prepararla, todo un servicio gourmet que por supuesto tiene su coste elevado.


El servicio de la pizza Luis XIII incluye no solo la preparación de la misma en el domicilio del cliente sino toda una clase de cocina ante los comensales y posteriormente la degustación. La única excepción en la preparación es la masa de la pizza que debe realizarse 72 horas antes tal y como lo exige la antigua tradición italiana.

Los diferentes tipos de caviar utilizados son de esturión del Mar Caspio y Danubio o sea esturión iraní y el otro es el conocido como "Oscietra reale pretigio", pero además la ostentosa pizza Luis XIII lleva también langosta roja, langostinos de la zona del Cilentro, una región al sur de Italia y también unas deliciosas cigalas.  

En cuanto a los condimentos, la pizza más cara del mundo es sazonada con Murray River o sal rosa australiana, una especialidad de este producto que se diferencia de la sal común porque solo se utilizan los mejores granos que brindan un sabor especial según los que la han probado.

El festín que ofrece el pizzero Renato Viola también se acompaña con una botella de champán francés para dos personas que es una atención de la casa.

Pizza de pollo con verduras

La propuesta de hoy es una sabrosa pizza de pollo con verduras con una cubierta que además de colorida y sustanciosa es deliciosa.

Ideal para aprovechar las pechugas de pollo que en ocasiones no se utilizan por resultar una carne demasiado seca.

Puede cocinarse la pechuga hervida o grillada y después desmenuzarla para incorporarla a la cubierta de la pizza.

Ingredientes

Para la masa 

200 grs Harina 0000
Agua templada cantidad necesaria
Sal 1 cucharadita
Levadura fresca 20 grs.

Para la cubierta

2 Tomates
1 Pimiento rojo 
100 grs. de espinacas al vapor
½ kilo pechuga de pollo cocida
150 grs. de queso azul
2 Huevos cocidos


Preparación

Para la masa

En un recipiente pequeño disolver la levadura fresca con un poco de agua templada y 2 cucharadas de harina, mezclar y dejar reposar unos 10 minutos.

En un cuenco colocar el resto de la harina y la sal, mezclar y hacer un hueco en el centro donde se añada el fermento de levadura preparado anteriormente y añadiendo agua en cantidad suficiente para formar una masa que se despegue de las paredes del cuenco.

Amasar durante unos diez minutos hasta lograr una masa tierna que no se adhiera a las manos, si es necesario añadir un poco de harina.

Dejar levar el bollo de masa por espacio de media hora cubriéndolo con papel filme.

Estirar la masa y darle forma circular con la ayuda de un rodillo o con las manos y colocar sobre una placa rociada con un poco de aceite.

Sobre la masa de pizza colocar los pimientos rojos cortados en tiras, los tomates cortados en trocitos, las espinacas cocidas al vapor, los huevos cocidos también cortados en trozos pequeños, el pollo cocido desmenuzado y el queso azul cortado en cubos.

Cocinar en horno precalentado a 220º C hasta que el queso comience a dorarse, retirar y servir.