Pizza de espárragos trigueros

Los espárragos además de ser deliciosos contienen gran cantidad de vitaminas, entre ellas la vitamina B, C y E, además de minerales y fibras.

Existen diferentes variedades y son ideales para comerlos crudos conjuntamente con otros vegetales y hortalizas en una ensalada o solos simplemente añadiendo un poco de zumo de limón.

Las puntas de espárragos trigueros resultan muy sabrosas para utilizarlas en tortillas, sopas y también como cubierta o relleno de tartas y pizzas.

En la receta de hoy les proponemos una sabrosa pizza con espárragos trigueros además de zanahoria, cebolla y tomate natural, un plato perfecto para vegetarianos y también para aquellos que desean degustar una pizza no tan tradicional.

Ingredientes

Para la masa

400 grs. de harina
20 grs. de levadura fresca
100 ml de leche
100 ml de agua
50 grs. de aceite de oliva
1 cucharadita de sal

Para la cubierta

Espárragos trigueros (solo las puntas)
4 zanahorias
2 cebollas pequeñas cortadas en juliana
150 grs. queso mozzarella cortado en láminas
50 grs. de queso parmesano rallado
Aceite de oliva virgen extra
4 Tomates al natural, sin piel, sin semillas y rallados
Sal 
Pimienta 


Preparación Masa

En un cuenco pequeño colocar la levadura, el aceite, la levadura y el aceite de oliva, añadir los líquidos templados. Mezclar bien y dejarlo reposar unos 10 minutos.

En otro cuenco más grande y profundo colocar el resto de la harina y la sal. Hacer un hueco en el centro e ir incorporando allí el fermento de levadura previamente realizado, mezclando e incorporando la harina hasta lograr una masa que se despeque de las paredes del recipiente.

Pasar el bollo de masa a una superficie previamente enharinada y amasar añadiendo un poco más de harina si fuera necesario. Es necesario amasar el bollo por lo menos unos diez minutos para activar el gluten de la harina.

Colocar el bollo de masa en un recipiente limpio, cubrirlo con una tapa o paño de cocina seco dejarla reposar media hora o hasta que doble su volumen.

Cobertura

Lavar bien las zanahorias, cortarlas en taquitos bien pequeños y en una sartén con un poco de aceite de oliva sofreírlas conjuntamente con las cebollas cortadas en juliana.

Cocinar hasta que la zanahoria se encuentre tierna.
Retirar y escurrir el líquido excedente y condimentar con sal y pimienta.

Montado de la pizza

Extender la masa y darle forma rectangular o circular y colocarla en una bandeja de hornear.

Pintarla con el tomate rallado y colocar encima la mozzarella , sobre ella las zanahorias y cebollas cocidas las puntas de espárragos trigueros y terminar con el queso parmesano.

Cocinar la pizza en horno precalentado a 220º C unos 15 o 20 minutos.

0 comentarios: