Pizza romana

Una deliciosa masa de pizza al más puro estilo italiano sencilla de preparar y con un resultado excelente.

La cubierta de esta pizza romana es sencilla pero muy sabrosa sobre todo por el uso de anchoas que le brindas un sabor y aroma especial.

Ingredientes 

Masa 

1 kg de harina de trigo de fuerza 
25 grs. de levadura fresca de panadero
1/2 litro de agua templada
25 grs. de sal
50 ml de aceite de oliva
Salsa de tomate
250 grs. de mozzarella
50 grs. de anchoas
50 grs. de aceitunas
Orégano 1 cucharadita 


Preparación 

En un cuenco grande colocar parte de la harina de trigo dejando unas cuatro cucharadas separadas para utilizarlas si es necesario para dar más consistencia a la masa.

Hacer un hoyo en el centro de la harina y añadir allí la levadura disuelta en el agua, mezclando con una cuchara de madera desde el centro hacia afuera e incorporando el resto de la harina, el aceite y la sal. Seguir mezclando hasta lograr una masa pegajosa pero a la vez firme.

Colocar la masa sobre una mesa previamente espolvoreada con harina y comenzar a amasar incorporando un poco de la harina que se había apartado hasta lograr una masa lisa y elástica.

Dejar descansar la masa en un recipiente limpio y enharinado hasta que doble su volumen. Retirar la masa del recipiente y amasar para quitar el aire que tiene en su interior y cortar en bollos más pequeños para preparar las pizzas.

Para una pizza colocar sobre la superficie la salsa de tomate, sobre ella la mozzarella cortada en cubos pequeños, distribuir las anchoas y las aceitunas cortadas en rodajas.

Cocinar en horno precalentado por espacio de unos 20 minutos o hasta que la base de la pizza se encuentre dorada y la mozzarella derretida.

Retirar del horno, espolvorear con el orégano y servir. Nota: el resto de los bollos pueden prepararse solo con un poco de salsa de tomate, cocinarlos y después guardarlos congelados hasta el momento en que se desean utilizar.

0 comentarios: