Pizza con harina de sémola candeal

Sin lugar a dudas la pizza es una de las comidas que mayor aceptación ha tenido a lo largo de los años en todo el mundo, tiempo durante el cual las recetas y formas de prepararla han ido acrecentándose pero la esencia siempre es la misma. 

Ideal para reunirse con amigos en casa y hacer un “pizza party” tan de moda en la actualidad, donde la estrella es precisamente la pizza de distintos sabores, texturas y con cubiertas variadas. 

La pizza es también una “comodín” para esos días en los que no tenemos deseos de cocinar recetas muy complicadas o bien cuando nos encontramos ocupados trabajando o frente al ordenador entusiasmados con la novedad de conocer gente con Badoo, asistiendo a un vídeo o simplemente leyendo nuestro correo electrónico. Nada mejor para esos momentos que una buena pizza. 

Por todas esas razones, es recomendable contar con varias  recetas para preparar pizzas, desde las más simples y tradicionales como la pizza napolitana hasta las más sofisticadas como la de piña y palmitos. 

La propuesta de hoy es una pizza en la que se distingue su masa ya que utilizaremos harina de sémola de trigo duro o candeal, la misma que se utiliza para hacer la clásica pasta casera italiana que le brinda una textura mucho más liviana y crocante que la harina común, con la ventaja que es posible cocinar varias pizzas y después congelarlas, para prepararlas en cualquier momento. Solo es necesario añadir los ingredientes de la cubierta y hornearla.

Una pizza de masa fina y muy crocante en la que solo utilizaremos este tipo de harina a pesar que también existen recetas donde pueden mezclarse por partes iguales harina de trigo duro y harina cuatro ceros pero el resultado será totalmente diferente. 

Pasemos entonces a los ingredientes y el paso a paso de esta sabrosa Pizza con harina de sémola candeal. 


Ingredientes 

Harina de sémola de trigo duro (candeal) 500 grs. 
Agua tibia 250 cc 
Aceite de Oliva extra-virgen 2 cucharadas 
Zumo de limón 2 cucharadas 
Levadura de cerveza fresca 20 grs. 
Sal fina 1 cucharadita 
Azúcar 1 cucharadita 

Preparación

En un recipiente pequeño colocar la levadura de cerveza junto con el azúcar y diluirla en un poco de agua tibia hasta que la preparación se vuelva espumosa. 

En otro recipiente colocar la harina de sémola de trigo duro candeal y la sal mezclando bien. 

Hacer un hueco en el centro e incorporar primero el fermento de levadura, el aceite e ir incorporando el resto de agua tibia y por último el zumo de limón. 

Mezclar hasta obtener un bollo que colocaremos sobre la mesa de trabajo para amasarla durante unos minutos hasta obtener una masa lisa y que no se pegue en las manos. 

Colocarla en un recipiente limpio y dejarla descansar hasta que leve cubierta con un lienzo. 

Una vez que el bollo de masa ha levado colocar nuevamente sobre la mesa de trabajo previamente espolvoreada con un poco de harina y dividir en dos bollos iguales. 

Estirar cada bollo dándole forma circular y bien fina colocándolos en moldes especiales para pizza. 

Dejar reposar unos 30 minutos, cubrir con los ingredientes deseados y cocinar en horno precalentado a 220° C por aproximadamente unos 15 minutos.

0 comentarios: