Pizza de berenjenas

Una pizza sencilla de realizar y especialmente indicada para aquellos que siguen una dieta vegetariana. 

La masa tiene un sabor y textura especiales gracias al uso de las harinas integrales utilizadas y para aquellos más tradicionales pueden utilizar mozzarella en vez de tofu.
 

Ingredientes

Levadura 20 grs. 
Agua cantidad necesaria 
Harina de trigo integral 250 grs. 
Harina de centeno integral 150 grs. 
Sal ½ cucharadita 
Aceite de oliva 2 cucharadas 
Berenjenas 4
Aceitunas verdes 50 grs.
Tofu 300 grs. 
Tomates medianos ½ kilo 
Aceite de oliva 
Pimienta 
Orégano 



Preparación 

Para la masa colocar en un recipiente la harina y mezclarla con la sal. 

En el centro de la harina hacer un hueco y añadir la levadura de cerveza desmenuzada añadiendo el aceite y agua templada hasta lograr una masa que se despegue de las manos. 

Preparar las berenjenas, lavándolas y secándolas muy bien, si necesidad de pelarlas cortarlas en rodajas medianas, sal y dejarlas reposar por media hora. 

Lavar los tomates y procesarlos, añadiendo un poco de sal y pimienta. Reservar 

Pasar las berenjenas por harina y freírlas en un poco de aceite hasta dorarlas, colocándolas sobre un papel de cocina para eliminar la grasa. 

Estirar la masa y colocarla en un molde especial para pizza extendiendo sobre la masa la salsa de tomate, colocar las berenjenas encima, en forma de círculo y las aceitunas. 

Por último, cubrir todo con tofu previamente cortado en lonchas y condimentar con pimienta recién molida y orégano. 

 Rociar con un poco de aceite de oliva y cocinar en horno precalentado a 220 ° C por espacio de 25 minutos o hasta que la base se encuentre crujiente. 

Retirar y servir.

Masa para pizza con levadura casera poolish

La masa para pizza puede realizarse utilizando diversas recetas, tanto utilizando levadura de cerveza fresca como seca e inclusive con la denominada harina con levadura incorporada o agregando a la harina común una cucharadita de polvo leudante como el Polvo Royal, pero también es posible hacerla con el denominado poolish

Se trata de una levadura casera que se origina con la primera preparación del tradicional pan, siendo un proceso que permite obtener una masa liviana, que necesita menos cantidad de levadura común. 

A pesar que lleva más tiempo de preparación los resultados son excelentes y la masa es una de las que más se parecen a la tradicional pizza italiana, fina y crocante que solo es necesario hornear por unos minutos. 

Ingredientes

270 grs. de harina común 0000 
500 grs de harina con levadura incorporada 
80 grs de sémola de trigo duro bien fina 
3 grs de levadura fresca 
25 grs. de sal 
30 grs. de aceite de oliva 
500 grs de agua 



Preparación 

Para comenzar es necesario preparar un día antes la mezcla denominada "poolish" colocando en un recipiente la harina con levadura incorporada y añadiéndole el agua, la levadura fresca y si se desea una cucharadita de malta. 

Mezclar bien y dejar leudar en un lugar templado, cubierto el recipiente con papel filme o un paño, durante toda la noche. Para formar la masa definitiva, será necesario mezclar el "poolish" con la harina común, la sémola de trigo, sal y el aceite de oliva. 

Amasar todo bien hasta formar una masa homogénea y elástica. 

Dejar descansar la masa durante una hora. Transcurrido ese tiempo puede ya estirarse, darle forma circular o rectangular y colocar los ingredientes preferidos para la cubierta. 

Esta masa puede guardarse en el frigorífico, con la única salvedad que antes de utilizarla es necesario retirar dos horas antes para permitirle que recupere la temperatura ambiente. Siempre debe cocinarse en horno precalentado a 240 ° C para lograr una masa crocante y dorada.

Pizza al aceite aromatizado

En Italia, cuna de la pizza, suelen elaborar para condimentar sus pizzas artesanales, un aceite aromático y picante rociándose con una pequeña cantidad de éste sobre la pizza antes de servirla. 

Este tipo de aceites aromatizados son también utilizados para darle un toque de sabor especial a las ensaladas y pastas, inclusive puede añadirse a las verduras cocidas para hacerlas más sabrosas. 

Sencillo de preparar solo es necesario añadir a una cantidad de aceite de oliva de buena calidad (100 ml) 1 hoja de laurel fresco y 1 guindilla seca. 

Colocando todos los ingredientes en una botella con cierre hermético debe dejarse reposar por espacio de un mes resguardada de la luz directa y en un sitio fresco. Pasado este tiempo ya puede utilizarse y añadirle más aceite si el sabor es demasiado picante. 

La receta de hoy incluye este aceite aromatizado para darle un toque diferente a una pizza tradicional de mozzarella y salsa de tomate. 

Ingredientes 

Fermento 

100 grs. se harina de fuerza 
100 cc de agua 
5 grs. de levadura de cerveza fresca 

Masa 

300 grs. de harina 0000 
240 grs. de agua 
1 cucharadita de sal fina 
4 cucharadas de aceite de oliva 
 200 grs. de mozzarella 
1 taza de salsa de tomate 
Hojas de albahaca 
Aceite aromatizado 
Aceitunas verdes 


Preparación 

En un recipiente pequeño colocar la harina de fuerza y 2 grs. de la levadura de cerveza fresca, añadiendo el agua y mezclando bien. Dejar reposar cubriendo el recipiente y colocándolo en un lugar fresco hasta la mañana siguiente. Al día siguiente, colocar en un recipiente la harina 0000, mezclando la sal. 

Hacer un hueco en el centro de la harina y añadir allí el fermento previamente preparado, los 3 grs. restantes de levadura de cerveza, el aceite de oliva. Añadir el agua a temperatura ambiente, mezclando hasta lograr un bollo de masa. 

Amasar durante cinco minutos y colocar en un recipiente limpio previamente pincelado con un poco de aceite. 

Cubrir con papel filme y dejar levar el bollo de masa hasta que doble su volumen. Pasado ese tiempo, retirar la masa y cortar dos bollos. Estirar cada pizza dándole forma circular y colocarlas en moldes para pizza previamente pincelados con aceite. Llevar a horno precalentado a 180° C por espacio de 5 minutos. 

Retirar y cubrir con la salsa de tomate y la mozzarella cortada en trozos pequeños. Terminar la cocción hasta que el queso se haya derretido y la masa se encuentre crocante. 

Antes de servir rociar con un poco de aceite aromatizado y decorar con aceitunas verdes y hojas del albahaca fresca.

Pizza con harina de sémola candeal

Sin lugar a dudas la pizza es una de las comidas que mayor aceptación ha tenido a lo largo de los años en todo el mundo, tiempo durante el cual las recetas y formas de prepararla han ido acrecentándose pero la esencia siempre es la misma. 

Ideal para reunirse con amigos en casa y hacer un “pizza party” tan de moda en la actualidad, donde la estrella es precisamente la pizza de distintos sabores, texturas y con cubiertas variadas. 

La pizza es también una “comodín” para esos días en los que no tenemos deseos de cocinar recetas muy complicadas o bien cuando nos encontramos ocupados trabajando o frente al ordenador entusiasmados con la novedad de conocer gente con Badoo, asistiendo a un vídeo o simplemente leyendo nuestro correo electrónico. Nada mejor para esos momentos que una buena pizza. 

Por todas esas razones, es recomendable contar con varias  recetas para preparar pizzas, desde las más simples y tradicionales como la pizza napolitana hasta las más sofisticadas como la de piña y palmitos. 

La propuesta de hoy es una pizza en la que se distingue su masa ya que utilizaremos harina de sémola de trigo duro o candeal, la misma que se utiliza para hacer la clásica pasta casera italiana que le brinda una textura mucho más liviana y crocante que la harina común, con la ventaja que es posible cocinar varias pizzas y después congelarlas, para prepararlas en cualquier momento. Solo es necesario añadir los ingredientes de la cubierta y hornearla.

Una pizza de masa fina y muy crocante en la que solo utilizaremos este tipo de harina a pesar que también existen recetas donde pueden mezclarse por partes iguales harina de trigo duro y harina cuatro ceros pero el resultado será totalmente diferente. 

Pasemos entonces a los ingredientes y el paso a paso de esta sabrosa Pizza con harina de sémola candeal. 


Ingredientes 

Harina de sémola de trigo duro (candeal) 500 grs. 
Agua tibia 250 cc 
Aceite de Oliva extra-virgen 2 cucharadas 
Zumo de limón 2 cucharadas 
Levadura de cerveza fresca 20 grs. 
Sal fina 1 cucharadita 
Azúcar 1 cucharadita 

Preparación

En un recipiente pequeño colocar la levadura de cerveza junto con el azúcar y diluirla en un poco de agua tibia hasta que la preparación se vuelva espumosa. 

En otro recipiente colocar la harina de sémola de trigo duro candeal y la sal mezclando bien. 

Hacer un hueco en el centro e incorporar primero el fermento de levadura, el aceite e ir incorporando el resto de agua tibia y por último el zumo de limón. 

Mezclar hasta obtener un bollo que colocaremos sobre la mesa de trabajo para amasarla durante unos minutos hasta obtener una masa lisa y que no se pegue en las manos. 

Colocarla en un recipiente limpio y dejarla descansar hasta que leve cubierta con un lienzo. 

Una vez que el bollo de masa ha levado colocar nuevamente sobre la mesa de trabajo previamente espolvoreada con un poco de harina y dividir en dos bollos iguales. 

Estirar cada bollo dándole forma circular y bien fina colocándolos en moldes especiales para pizza. 

Dejar reposar unos 30 minutos, cubrir con los ingredientes deseados y cocinar en horno precalentado a 220° C por aproximadamente unos 15 minutos.

Pizza manchega

Esta sabrosa propuesta de pizza manchega, lleva precisamente en la cubierta como ingrediente principal ese delicioso queso de textura y sabor tan particular. 

Sencilla de preparar la masa resulta sumamente crocante y puede utilizarse como base para una gran diversidad de cubiertas de pizzas diferentes. 

Toma nota de los ingredientes y no dejes de preparar esta magnífica pizza con el mejor sabor del queso manchego. 

Masa 

350 grs. de harina 0000 
30 grs. de levadura de cerveza fresca 
4 cucharadas de aceite de oliva 
Sal 1 cucharadita
1 cucharadita de azúcar 

Cubierta 

200 grs. de queso manchego 
Chorizo cortado en rodajas 
Aceitunas negras 
1 Taza de salsa de tomate 
Sal 
Orégano 
Perejil 

Preparación 

En un recipiente mezclar la harina, la levadura y la sal, incorporando el agua templada poco a poco y mezclando bien hasta lograr la masa. Amasar hasta dejarla lisa y colocarla en un recipiente limpio, cubierta con un paño, dejándola levar hasta que doble su volumen. 

Pasado ese tiempo estirar la masa sobre una superficie enharinada dándole una forma circular y colocándola en una placa para horno previamente pincelada con aceite. 

Cubrir toda la superficie de la masa de pizza con la salsa de tomate, colocando después las rodajas de chorizo, las aceitunas negras y el queso manchego cortado en tiras. 

Cocinar en horno precalentado a 180° C durante quince minutos, retirar del horno y condimentar con orégano , decorando con una ramita de perejil fresco. Servir.