Pizza de pollo y champiñones

Una pizza sencilla y rápida de preparar que es perfecta para aprovechar esas pechugas de pollo cocidas que nos han quedado de la cena.

Un toque especial con champiñones y un buen queso graso sumados a un toque de pimienta harán de esta pizza de pollo y champiñones.

Ingredientes: 

Masa para pizzas 

350 gramos de harina 
25 gramos de levadura fresca de panadería 
Sal 1 cucharadita
Aceite 3 cucharadas
Agua tibia 

Cubierta 

Tomates fritos 
Pechuga de pollo 2 cocidas
150 gramos de champiñones 
Queso graso (mozzarella, gouda, chedar, permesano, al gusto de cada uno) 
Pimienta negra molida 
Orégano 


 Preparación: 

En un recipiente colocar el agua tibia y disolver la levadura. Mezclar la harina con la sal y sobre la mesa de trabajo se forma un volcán dejando un hueco en el centro. 

Dentro del huevo añadir la levadura disuelta en agua y las tres cucharadas de aceite de oliva. 

Agregar el agua de a poco hasta lograr una masa que debe ser homogénea y lisa. 

Amasar hasta que se forme una masa elástica durante unos 10 minutos. 

Colocar el bollo de masa en un recipiente limpio y dejar descansar hasta que duplique su volumen, en un sitio cálido, unos 30 minutos, de esa manera la masa subirá rápidamente su tamaño. 

Pasado ese tiempo amasar de nuevo y formamos la pizza. 

Colocar sobre la superficie de la masa un par de cucharadas de tomate frito y extenderlos bien sobre la base. 

A continuación, sobre la base de la masa colocar los ingredientes principales cortados, el pollo y los champiñones por encima, añadir un poco de pimienta y orégano. 

Por último el queso preferido también distribuido de forma pareja. 

Llevar a horno precalentado a 180 ºC. por espacio de unos 20 minutos. Retirar y servir.

0 comentarios: