Pizza Calzone de Jamie Oliver

El prestigioso chef de cocina Jamie Oliver se destaca por su versatilidad a la hora de preparar recetas de todo tipo y por ello hoy presentamos esta pizza calzone, un especialidad italiana con el toque de un maestro de cocina.

Generalmente el calzone se rellana con mozzarella, tomate y jamón a pesar que existen cientos de variantes sobre todo en el tipo de queso utilizado desde ricota hasta provolone o parmesano.  

La receta de esta pizza calzone de Jamie Oliver, es sencilla de preparar y puede utilizarse cualquiera de las recetas de masa para pizza que hemos ya preparado en otros oportunidades.

Ingredientes

Masa de pizza 1
Aceite de Oliva extra virgen
Setas variadas frescas (rebozuelos, shiitake, setas de París, champiñones silvestres) 150 grs.
Ajos 2 dientes
Mantequilla 1 cucharada
Tomillo fresco 1 cucharadita
Espinacas 100 grs.
Sal Pimienta
Salsa de tomate 2 cucharadas
Mozzarella 100 grs.



Preparación 

La masa debe estirarse bien fina con ayuda de un palote y dándole forma circular.

Para el relleno colocar en una sartén un poco de aceite de oliva extra virgen y agregar las setas variadas previamente lavadas y cortadas. Llevar a fuego suave y saltearlas durante unos 5 minutos. 

Pelar y cortar los ajos fileteándolos bien finos y añadirlos a las setas, agregando también una cucharada de mantequilla, sal y pimienta. Añadir las hojas de espinacas cortadas groseramente y las dos cucharadas de salsa de tomate, remover, condimentar con un poco de sal y pimienta y retirar del fuego.

Colocar el relleno sobre la mitad de la masa de pizza, como cuando se rellenan empanadas y agregar la mozzarella rallada.

Comenzar a cerrar desde un extremo haciendo un repulgo o repulgue para que quede bien sellado, el más tradicional es realizando un doblez con los dedos pulgar e índice tomando el borde de la masa y llevándolo hacia el lado opuesto. También puede hacerse con la ayuda de un tenedor, pero siempre presionando bien para evitar que el relleno se salga durante el horneado.

Colocar entonces el calzone sobre una placa y cocinar en horno precalentado a 200 ° C por aproximadamente unos 20 minutos.

El resultado es una masa crujiente por fuera y un delicioso relleno húmedo en el interior. 

Más allá de las pizzas online

Realizar compras online es una costumbre que en los últimos años ha experimentado un buen crecimiento, comenzando por algunas comidas típicas como la pizza y  añadiéndose con el tiempo otra serie de alimentos de consumo habitual en el hogar.

A estos nuevos hábitos relacionados con las compras a través de medios digitales se agregan las realizadas por muchos establecimientos como restaurantes que hacen uso de los servicios de distribuidores de pan y masas congeladas o semicongeladas que utilizan habitualmente y en cantidades importantes. 

Según relevamientos hechos por diferentes consultoras,  que miden las oscilaciones del mercado consumidor,  actualmente se experimenta un crecimiento entre los usuarios que utilizan internet para realizar compras online y durante los últimos años el consumo a nivel global ha tenido un importante crecimiento de hasta un 40% de usuarios  que realizan sus compras a través de una tableta, ordenador o un smartphone.  


En un  estudio de Nielsen Consumer, empresa dedicada a realizar de forma periódica diversos análisis de comportamiento del mercado consumidor,  se consultó  a 28.000 usuarios de la red de 56 países distintos sobre este tema y en todas las categorías consultados pudo apreciarse un crecimiento en la intención de compra de cosméticos juegos, libros y software online y sobre todo la consulta a sitios como www.proveedores.com para obtener información sobre productos y servicios, comparar precios e inclusive hacer consultas y pedidos de presupuestos.  

Así, se ha podido concluir que las empresas dedicadas a comercializar productos alimenticios y que tienen presencia en internet, conocen la importancia de saber a través de qué dispositivos los usuarios hacen sus búsquedas y consultas con la intención de desarrollar estratégicas adecuadas centrándose en los compradores buscando mejorar su experiencia, dando como resultado a futuro un crecimiento de las compras virtuales de productos alimenticios de todo tipo.  

A pesar que aún las ventas online no han podido sustituir las que se realizan de forma tradicional, se estima que a mediano plazo estos hábitos cambiarán debido a que progresivamente la información a la que podrán acceder los usuarios se irá incrementando en datos y detalles específicos, con políticas y estrategias efectivas que las empresas ya se encuentran implementando y que tienen como finalidad llevar a los usuarios a no solo pedir una pizza online sino que puedan hacer lo mismo con otros alimentos y bebidas algo beneficioso para consumidores y empresarios.  

Pizza vegetariana con pepinos

La pizza de hoy tiene un ingrediente especial que por lo general suele comerse crudo, se trata de una pizza vegetariana de pepinos.

El pepino con frecuencia es utilizado en las diferentes gastronomías del mundo como parte de ensaladas a pesar que en el norte de Europa suele hacerse una sopa de pepinos que es muy popular, siendo también utilizado preparándolo como un encurtido que luego es envasado para su conservación adecuada.

Veamos entonces, como preparar esta sabrosa pizza vegetariana con pepinos que no solo pueden consumirla los vegetarianos sino también los amantes de esta hortaliza.  


Ingredientes

Harina 350 grs.
Levadura de cerveza 20 grs.
Sal
Tomates 2
Pimientos rojos 2 en tiras y fritos
Cebollas 2 en rodajas y doradas
Pepinos 2 en rebanadas
Tofu 1/2 taza

Preparación

En un recipiente colocar la levadura y disolverla en un poco de agua tibia.

En otro recipiente colocar la harina y en el centro añadir la levadura disuelta, ½ cucharadita de de sal y amasar, agregando el agua tibia necesaria hasta obtener una masa lisa y elástica, punto al que se llega luego de unos 5 minutos.

Colocar en un recipiente enharinado, cubrir con un lienzo limpio y dejar en lugar templado hasta que doble su volumen.

Transcurrido ese tiempo colocar la masa sobre la mesa enharinada, trabajarla un poco dándole forma circular. Pincelar un molde para pizza con aceite y colocar allí la masa de pizza, aplanándola ligeramente con los dedos. Llevar a horno precalentado a 180°C durante 15 minutos y retirar. 

Cubrir la masa con los tomates previamente pelados y picados, sobre ellos colocar los pimientos fritos y cortados en tiras además de las cebollas doradas y cortadas en aros.

Por último cubrir con el Tofu previamente rallado y llevar nuevamente al horno durante unos 10 minutos o hasta que el queso se encuentre derretido.

Retirar cubrir con las rodajas de pepinos y servir.

Pizza Guacamole

Esta pizza guacamole, lleva precisamente en la cubierta la típica salsa mexicana y por ello hoy nos permitimos dejar de lado las clásicas recetas de la cocina italiana y darnos una licencia con una preparación diferente, a pesar que la masa es la tradicional de levadura de cerveza.

La salsa guacamole es muy sencilla de preparar y su ingrediente principal es el aguacate (palta) y que también puede utilizarse como un excelente aderezo para ensaladas

Ingredientes

Para la masa

Levadura de cerveza 30 grs
Agua tibia Azúcar 1 cucharadita
Harina 350 grs
Sal fina 1 cucharadita

Para la cubierta

1 aguacate pelado, descarozado, cortada en cubos
4 cucharaditas de zumo de limón
2 tomates pelados y picados
1 ají picante fresco picado
4 cebollas picadas
2 cucharadas de aceite de oliva
Sal y pimienta
Mozzarella 250 grs.
Queso emmental rallado 100 grs.


Prepraración

Para hacer la masa lo primero será disolver la levadura con el agua tibia, añadir el azúcar y remover con un tenedor hasta que quede espumosa y se deja que fermente 10 minutos.

En un recipiente colocar la harina, la sal y la levadura, mezclar hasta lograr una masa blanda, amasar hasta dejarla totalmente lisa y colocar en un recipiente cubierta con papel filme dejando que leve hasta doblar su tamaño.

Estirar la masa y colocarla en un molde de 28 cms de diámetro pincelado con aceite.

Para preparar la salsa de guacamole colocar en la licuadora o procesadora de alimentos la pulpa del aguacate rociarlo con zumo de limón, añadir los tomates, las cebollas y el ají. Salpimentar a gusto y agregar el aceite, procesar todo en la licuadora. Reservar

Para el armado de la pizza pintar la masa con aceite de oliva.

Cubrir con la salsa guacamole y sobre ella la mozzarella primero y el queso emmental rallado después. 

Cocinar en horno precalentado a 200 ºC y hornear aproximadamente unos 20 minutos o hasta que la masa se encuentre crujiente y los quesos derretidos.  

Focaccia de cebolla

Una sabrosa focaccia de cebolla hará las delicias de toda la familia. Este tipo de pizza diferente y muy tradicional de la culinaria italiana permite diversas posibilidades a la hora de elegir los ingredientes de la cubierta, que en este caso será de cebolla, pero pueden agregarse champiñones, o hacerla solo de mozzarela, aceite de oliva y orégano o darle un toque especial con aceitunas negras y romero. Para la masa hemos optado por la preparación de una “masa madre” que prepararemos un par de días antes.

Ingredientes

Masa madre

150 grs. de harina
120 cc de agua
5 cucharadas de levadura de panadero

Segunda preparación de masa madre

150 grs. de harina
120 cc. de agua

Masa de pizza y cubierta

200 grs. de masa madre
300 grs. de harina
150 cc de agua
½ cucharadita de sal
2 cebollas
200 grs. de Mozzarella
Aceite de oliva
Sal 2 cucharaditas
Romero 1 cucharadita


Preparación

Para elaborar la masa madre se debe mezclar la harina con el agua y la levadura, llevar al frigorífico bien tapada y dejar por espacio de 24 horas.

Transcurrido el tiempo indicado se agrega a la masa los restantes150 gramos de harina y los 120 cc de agua, mezclar bien nuevamente y dejar descansar en un recipiente cubierto a temperatura ambiente durante unas ocho horas.

Para la masa de focaccia se utilizan 200 grs. de masa madre a la cual se añadirán harina, agua y sal, amasar hasta obtener una masa homogénea y elástica.

Colocar en un recipiente limpio y dejar reposar cubierta con un lienzo hasta que duplique su volumen. Una vez que haya levado llevarla sobre una superficie previamente espolvoreada con harina y extenderla de forma rectangular o circular. 

Colocar en un molde para horno previamente pincelado con aceite de oliva.

Para la cubierta cortar las cebollas en rodajas bien finas, pincelar la superficie de la masa con aceite de oliva, agregar un poco de romero y llevar a horno precalentado a una temperatura a 200º C.  

Hornea hasta que la masa esté dorada y crujiente, aproximadamente unos 20 minutos.

Retirar y esparcir la mozzarella sobre toda la superficie y un poco más de romero y nuevamente llevar al horno por espacio de 5 minutos solo para que el queso se funda. Retirar y servir  

Pizza a la piedra cubierta con roquefort

Una pizza típicamente italiana con el sabor fuerte del queso roquefort, sin ningún otro agregado ya que el protagonista de esta receta es precisamente este delicioso queso.

Ingredientes

Harina 300 grs
Levadura de cerveza 1/2 cucharada
Sal 1 cucharadita
Aceite de oliva 2 cucharadas
Agua tibia 100 cc  
Leche 1 taza
Queso Roquefort 250 grs 
Queso parmesano rallado 4 cucharadas
Fécula de maíz 1 cucharadita




Preparación

En un recipiente mezclar la harina, la levadura, sal y aceite, añadiendo de a poco el agua tibia y luego batir y amasar muy bien.

Formar un bollo y dejar reposar cubierta con un paño limpio durante una media hora.

Transcurrido ese tiempo, amasar nuevamente y estirar dándole forma circular. La pizza debe quedar bien fina.

Colocar en un molde para pizza, previamente espolvoreado con harina, sin agregar aceite. Acomodar allí la masa.

Colocar el queso roquefort previamente cortado en trozos medianos en un recipiente y agregarle la leche.

Disolver la fécula de maíz en un poco de agua y agregar a la preparación anterior.

Llevar a fuego muy suave y cocinar todo junto revolviendo muy bien hasta obtener una crema espesa.

Dejar entibiar la crema de queso roquefort y luego colocarla sobre la masa de pizza, espolvorear con el queso parmesano rallado y cocinar en horno precalentado a 180 º hasta que la base se encuentre dorada, aproximadamente unos 15 minutos.

Servir inmediatamente. 

Pizza de berenjenas y jamón ibérico

Las berenjenas y el jamón ibérico se unen en una receta de pizza sana, nutritiva y muy sabrosa. Una combinación acertada de texturas y sabores que transforman la tradicional pizza en un plato maravilloso. Veamos entonces, como realizar esta deliciosa Pizza de berenjenas y jamón ibérico ideal para disfrutar en un fin de semana con amigos o en familia.

Ingredientes  

Harina 450 grs.
Levadura de cerveza 10 grs.
Agua cantidad necesaria
Sal 1 cucharadita
Aceite de Oliva 5 cucharadas
Azúcar 1 cucharadita
Berenjenas en rodajas
Jamón Ibérico 3 lonchas
Mozzarella 350 grs.
Queso parmesano rallado 4 cucharadas
Aceite de oliva virgen extra
Orégano 1 cucharadita  


Preparación

Para preparar la masa de pizza, disolver la levadura en el agua templada, a continuación añadir el aceite de oliva, mezclar bien e incorporar la harina, el azúcar y la sal. Amasar hasta lograr un bollo tierno y liso. Colocar la masa en un recipiente y cubrir con un paño limpio y dejar levar hasta que doble su volumen.

Una vez que la masa ha levado, colocar sobre la mesa enharinada y amasar para quitar el aire que se ha formado dentro.

Dividir en 3 bollos de igual tamaño y con ayuda de un rodillo estirar cada bollo dándole forma circular. Colocar cada masa de pizza en un molde para pizza y pincelar la superficie con un poco de aceite de oliva virgen extra.

Cubrir con las berenjenas cortadas en dados o en láminas y sobre esto distribuir la mozzarella previamente rallada y el queso parmesano también rallado, añadiendo por último el jamón ibérico. 

Cocinar en horno precalentado a 200 º C por espacio de unos 20 minutos o cuando esté dorada la superficie y la masa se encuentre crujiente.  

Retirar la Pizza de berenjenas y jamón ibérico del horno, espolvorear con el orégano y servir.  

Pizza de pollo al curry

Ya hemos publicado otras pizzas con cubierta de pollo, pero esta opción es totalmente diferente debido a la salsa curry que le otorga un sabor con más cuerpo, colorido y un aroma delicioso.

Veamos entonces como preparar esta sabrosa pizza de pollo al curry y una masa de pizza a la piedra súper especial.  

Ingredientes

Harina de trigo 2 y 1/2 tazas
Levadura de cerveza seca 1/2 cucharada
Sal 1 cucharada
Azúcar 1 cucharadita
Agua 3/4 de taza Aceite de Oliva
1 y 1/2 cucharada
Salsa curry
Pollo cocido100 grs.
Pimiento rojo 1
Mozzarella 250 grs.




Preparación

Para la masa de pizza colocar en un recipiente la harina previamente mezclada con la sal Hacer un hueco en el centro y agregar allí la levadura seca, el azúcar, agua tibia y el aceite de oliva. Unir los ingredientes poco a poco comenzando por el centro, agregando un poco más de agua si fuera necesario hasta lograr una masa blanda.  

Una vez que se ha logrado obtener un bollo se debe amasar hasta lograr una masa elástica que no se pegue a las manos.  

Colocar la masa en un recipiente limpio y cubrir con un papel film o un paño de cocina dejando descansar el bollo durante aproximadamente una hora o hasta que haya doblado su volumen. Llegado ese punto amasar un poco la masa para quitarle el aire y luego formar la pizza, dándole el formato deseado. Para la cubierta cortar en trozos pequeños el pollo y en rodajas finas el pimiento.  

A continuación extender salsa de curry sobre la masa de la pizza, poniendo cuidado en que quede bien cubierta. Sobre la salsa curry colocar una capa de queso mozzarella, el pollo y unas rodajas de pimiento bien repartidas.  

Terminar con otro poco de mozzarella y un poco de salsa curry por encima. Por último, cocinar en horno precalentado a 180º entre 10 y 15 minutos, hasta que la masa se encuentre cocida y la mozzarella fundida.  

Retirar del horno y servir.  

Pizza de pescado estilo napolitano

Existen infinidad de recetas de pizza italiana y una de ellas es la de pescado pero hecha al estilo napolitano con tomates y el toque de ají molido picante para realzar el sabor.

Una pizza deliciosa y suculenta que puede prepararse con caballa al natural (lata) o también con atún al natural.

Ingredientes

Levadura de cerveza fresca 30 grs
Agua tibia 150 ml
Azúcar 1 cucharadita
Harina 350 grs
Sal fina 1 cucharadita
Caballa al natural 1 lata
Tomates 2
Ají molido picante 1 cucharadita  
Aceite de oliva
Perejil picado 1 cucharadita
Queso blanco o mozzarella 100 grs
Cebolla 1 picada  
Aceitunas verdes



Preparación

Disolver la levadura con el agua tibia, añadir el azúcar y remover con un tenedor hasta que quede espumosa y se deja que fermente 10 minutos.  

En un recipiente colocar la harina, la sal y la levadura, mezclar hasta lograr una masa blanda, amasar hasta dejarla totalmente lisa y colocar en un recipiente cubierta con papel filme dejando que leve hasta doblar su tamaño.

Estirar la masa y colocarla en un molde de 28 cms de diámetro pincelado con aceite.

Colocar encima el ají picante molido, y la caballa previamente desmenuzada.

Cortar los tomates en rodajas finas y colocar sobre la caballa, sobre éstos añadir el queso blanco o la mozzarella rallada, la cebolla, el ají picante y el perejil picados, condimentar con sal fina y rociar con aceite de oliva.

Cocinar en horno precalentado a 180º C durante unos 15 a 20 minutos o hasta que la base se encuentre dorada y la mozzarella o queso blanco gratinados derretidos.

Una vez cocida retiar del horno adornar con las aceitunas verdes y servir inmediatamente.

Pizza cremosa con tocino

Una pizza sencilla de preparar y de consistencia crocante en la masa pero suave por los ingredientes de la cubierta gracias a la salsa blanca. Solo lleva una media hora en prepararse y esta lista para degustar.

Ingredientes

Harina 2 tazas
Polvo para hornear 1 cucharada
Aceite de oliva 1 cucharada
Sal 1 cucharadita   
Agua tibia 1/2 taza
Salsa blanca  250 cm3  
Queso parmesano 100grs.
Cebollas 2
Tocino 150grs.  
Orégano
Mozzarella 250 grs.  



Preparación

Para preparar la masa, colocar en un recipiente las dos tazas de harina y en el centro agregar el aceite de oliva, la sal, el polvo de hornear.  

Añadir lentamente el agua tibia mezclando bien hasta formar un bollo tierno y que se desprenda con facilidad de las paredes del recipiente, si es necesario agregar un poco más de harina, no demasiada porque la masa quedaría muy consistente.

Amasar hasta que quede liso, cubrir con un lienzo y dejar reposar durante unos 15 minutos.

Estirar la masa bien fina y colocarla en un molde circular o rectangular.  

Cocinar en horno precalentado a 180º C por espacio de 5 minutos.

Retirar la masa del horno y sobre la superficie colocar la salsa blanca mezclada previamente con el queso parmesano rallado.  

Sobre los ingredientes anteriores distribuir la cebolla cortada en aros medianos y previamente cocida en la sartén durante unos 10 minutos a fuego suave hasta que queden transparentes.

Por último agregar el tocino cortado en tiras y la mozzarella rallada o cortada en trozos bien pequeños.  

Cocinar por espacio de cinco minutos o hasta que la mozzarella se encuentre derretida Retirar del horno y condimentar con una cucharada de orégano. Servir.