Pizza de cebolla y romero

Una pizza sencilla de preparar en la que utilizaremos levadura seca en vez de la clásica fresca. La masa no resulta tan fina como las tradicionales pizzas a la piedra ya que no se estira con el palote sino que se utilizan las manos para colocarla en el molde. 

Además es muy económica ya que para la cubierta solo utilizaremos cebollas y romero. Ideal para quienes no desean agregar calorías con mozzarella y salsa de tomate. 

Ingredientes

Harina 3 tazas 
Levadura en polvo 10 grs. 
Azúcar 1 cucharadita 
Agua tibia 1 y 1/4 taza 
Sal 1 cucharadita 
Cebollas cortadas en aros 2 
Aceite de oliva 1/2 pocillo 
Hojitas de romero 2 cucharadas soperas 


Preparación 

Para preparar la masa colocar en un recipiente pequeño la levadura seca, una cucharada de harina, el azúcar y agregar un pocillo de agua tibia mezclando enérgicamente hasta disolver todo y lograr una pasta homogénea. Reservar 

En un recipiente grande colocar el resto de la harina con la sal incorporar la preparación anterior de levadura, el aceite y el resto del agua tibia, poco a poco uniendo todo hasta formar una masa tierna que se desprenda del recipiente. 

Retirar y amasar durante unos cinco minutos hasta formar un bolo de masa lisa y suave. 

Colocar el bollo de masa en un recipiente limpio y cubrir con papel filme, dejando levar en lugar templado. 

Una vez que haya doblado su volumen, extender la masa en un molde de pizza previamente pincelado con un poco de aceite, dejando los bordes de un grosor mayor al resto de la pizza. 

Dejar reposar unos 15 minutos y luego disponer las cebollas cortadas en aros finos espolvorear con las hojitas de romero y condimentar con sal. 

Cocinar en horno precalentado a 200 °C durante unos diez minutos hasta que la masa se encuentre ligeramente dorada, rociarla con un poco de aceite de oliva y servir inmediatamente.

0 comentarios: