Pizza rellena a la criolla

La pizza rellena es un plato suculento ya que no solo lleva una cubierta sabrosa como toda pizza, sino también en su interior el comensal podrá descubrir una deliciosa salchicha parrillera que le dará un toque especial. En la cubierta, salsa de tomate y mozzarella como toda buena pizza que se precie de tal. 

Una receta sencilla de preparar y que resulta un plato completo tanto para el almuerzo como para la cena. 

Ingredientes Masa 

Harina 1/2 kilo 
Levadura fresca 25 gramos 
Agua tibia  300 c.c. 
Sal 1/2 cuccharadita 
Aceite de oliva 1 cucharada 

Ingredientes relleno y cobertura 

Mozzarela  300 grs. 
Salsa tomate 1 taza 
Salchicha parrillera 1 kilo 
Cebolla 1 (picada) 


Preparación  

Sobre una mesada limpia y seca se coloca la harina previamente mezclada con la sal formando una corona, en el centro se agrega el aceite de oliva y la levadura previamente granulada comenzar a agregar agua tibia e ir formando una pasta hasta lograr una masa que no se pegue, si es necesario agregar un poco de harina mientras se amasa bien y se logra una preparación uniforme y elástica. 

Colocar en un recipiente, cubrir con polietileno y dejar descansar por una media hora o hasta que haya doblado su volumen. 

Dividir en dos, amasar nuevamente, volver a tapar hasta que leven al doble. 

Mientras tanto preparar el relleno enroscando la salchicha parrillera formando un círculo y sujetándola con palillos. 

Colocar en una sartén y dorar a fuego suave y tapada hasta lograr que desgrase. Retirar y reservar. En la misma sartén y aprovechando la grasa de la salchicha dorar allí la cebolla bien picada. 

Retirar del fuego y reservar. 

Estirar los bollos de masa y colocar uno de ellos en un molde de pizza, sobre la masa base colocar las salchichas, retirando previamente los palillos y la cebolla cocida. 

Cubrir con la el otro bollo de masa sellando los bordes con huevo batido. 

Pintar la cubierta con salsa de tomate y colocar sobre ella la mozzarella cortada en cubos bien pequeños. 

Cocinar a horno fuerte, precalentado a 220 º C por espacio de unos 30 minutos. 

Una vez cocida la masa y derretida la mozzarella, retirar y servir.

0 comentarios: