Pizza de jamón de Parma y corazones de alcachofas

La receta de pizza de hoy es un verdadero lujo de sabor un poco dulce y refinado, producto de la combinación de dos de los ingredientes estrellas de la cubierta domo son el jamón de Parma y los deliciosos corazones de alcachofas. 

El famoso jamón de Parma es original de la región italiana que se extiende desde la vía Emilia hasta el río Enza y conocido en todo el mundo por ser un jamón crudo con un sabor un tanto dulce e intenso, siendo un producto que solo lleva en su preparación sal y mantequilla de cerdo y no posee conservantes ni aditivos. 

La otra estrella de esta pizza es la alcachofa, que se destaca por su elevado contenido en hidratos de carbono y fibra, además de una gran proporción de nutrientes, minerales y vitaminas. Siendo que en esta receta utilizaremos la parte más tierna de las alcachofas como son sus corazones que tienen una textura y sabor muy suaves. 

La preparación de esta pizza de jamón de Parma y corazones de alcachofas es muy sencilla e ideal para cambiar la tradicional presentación de la pizza de mozzarella. 

Ingredientes 

1 bollo de masa de pizza 
1 diente de ajo, fileteado en rodajas 
2 tomates medianos 
1 cucharadita de orégano 
200 grs. de mozzarella 
100 grs. de jamón de Parma 
8 corazones de alcachofa en conserva 
Aceite de oliva 
Albahaca fresca 


Preparación

Estirar el bollo de masa de pizza y darle forma rectangular y redondeada en las puntas. Colocar en una asadera previamente pincelada con un poco de aceite. 

Pintar la supeficie con un poco de salsa de tomate y llevar a horno moderado por espacio de 10 minutos. 

En una sartén colocar un poco de aceite de oliva agregar el ajo cortado en finas rodajas, los tomates previamente pelados, sin semillas y en trozos pequeños, cocinar por unos 5 minutos y retirar del fuego. 

Retirar del horno la pizza y distribuir sobre ella la mezcla de tomates y ajo y la mozzarella cortada en cuadrados pequeños.

Sobre la mitad de la masa colocar el jamón de Parma cortado en tajadas muy finas y en la otra mitad los corazones de alcachofas en conserva. 

Cocinar por espacio de otros 10 minutos a fuego medio y retirar cuando la mozzarella se encuentre derretida. 

Esparcir el orégano sobre la superficie de la pizza y adornar con hojas de albahaca fresca.

0 comentarios: