Pizza con cebollas glaseadas

Dejar atrás las tradicionales pizzas circulares y que utilizan como cubierta la clásica salsa de tomate y mozzarella, se hace posible con solo utilizar ingredientes diferentes pero que combinan de forma adecuada. 

La pizza con cebollas glaseadas en una receta muy sencilla de realizar, quedando una masa crocante que va muy bien con las cebollas glaseadas y las aceitunas negras, además del aroma que le brinda el romero. 

Ingredientes 

1 bollo de masa de pizza 
1 cucharada de aceite de oliva 
2 cebollas grandes cortadas en rodajas finas 
1 diente de ajo, cortado en rodajas finas 
1 cucharada de hojas de romero picado 
2 pimientos rojos cortados en cuartos 
50 grs. de aceitunas negras negro sin hueso 
150 grs. de queso gruyere o cheddar rallado 




Preparación 

Estirar el bollo de masa de pizza y colocarlo en un molde rectangular. Reservar 

En una sartén calentar el aceite de oliva y colocar allí la cebolla cortada en rodajas finas, el ajo cortado también en finas láminas y el romero. 

Añadir ½ pocillo de agua y cocinar durante unos 10 minutos con la sartén cubierta con una tapa para evitar que se evapore el jugo de la cocción. 

Una vez que han transcurrido los 10 minutos se agregan los pimientos rojos cortados en rodajas fina y dejar cocer durante otros 10 minutos a fuego suave. 

Retirar del fuego y condimentar con sal a gusto agregando por último las aceitunas negras. 

Cubrir con esta preparación la masa de pizza y llevar a horno precalentado a 200 º C durante 10 minutos. 

Retirar la pizza del horno y cubrir con el queso gruyere o cheddar rallado y volver a cocinar por otros diez minutos, hasta que el queso se derrita y las cebollas tomen un tono acaramelado. 

Retirar y servir. 

Nota: Puede agregarse a la cubierta pollo cocido cortado en pequeños trozos o anchoas en aceite.

0 comentarios: