Pizza rústica


Una pizza rústica muy similar al famoso calzzone napolitano con una deliciosa masa de pizza tradicional, pero con la diferencia que en vez de llevar una cubierta todos los ingredientes forman parte de un suculento y sabroso relleno. 

Como alternativa pude servirse sola o con un poco de salsa de tomate y orégano sobre cada porción. 

Ingredientes 

Bolo de masa de pizza tradicional 1 
Aceite de oliva 5 cucharadas 
Cebollas grandes 2 cortadas por la mitad y en rodajas 
Ajo 2 dientes machacados 
Albahaca 1 cucharadita 
Orégano 1 cucharadita 
Jamón serrano 100 grs. 
Pimientos rojos 2 cortados en tiras finas 
Mozzarella 200 grs. cortada en rodajas finas 
Aceitunas negras 50 grs. cortadas 
Huevos 4 
Queso parmesano rallado 50 grs. 

Preparación 

Amasar el bollo de pizza y estirar dándole forma rectangular y dividir en dos rectángulos nuevamente cada uno de 30 x 40 centímetros. Reservar 

En una sartén calentar el aceite de oliva y cocinar allí la cebolla junto con el ajo y los pimientos rojos cortados en tiras finas hasta que las cebollas se encuentren transparentes y el pimiento tierno, el fuego deberá ser muy suave. 

Tomar uno de los rectángulos de masa de pizza y colocar en un molde de 30 x 40 centímetros previamente pincelado con un poco de aceite de oliva. 

En un recipiente colocar el preparado de cebollas, pimientos rojos y ajos, agregar el jamón serrano cortado en tiras, mozzarella cortada en rodajas, aceitunas negras queso parmesano, albahaca y orégano. 

Todo el relleno anterior se repartirá sobre la masa de pizza. Batir en un recipiente aparte los huevos y rociar con esta mezcla el relleno. 

Colocar sobre el relleno la otra tapa de masa de pizza y pintar los bordes con huevo batido cerrando muy bien, presionando con un tenedor todo el contorno. 

Llevar a horno precalentado a 180º C durante unos 30 minutos. 

Retirar, pintar con huevo batido la superficie de la masa y volver a llevar al horno por espacio de 10 minutos más. 

Retirar del horno y servir.

Pizza florentina con espinacas y queso parmesano

La pizza florentina es una tradicional preparación italiana pero que con el tiempo ha ido sufriendo variantes y hoy les presentamos una de ellas. 

Se trata de una pizza suculenta ya que cuenta con varios ingredientes que forman una sabrosa cubierta, entre ellos espinacas, queso parmesano y huevos que se cuecen conjuntamente con la pizza dándole ese toque especial. 

La preparación es sencilla a pesar que es necesario respetar los pasos de la receta para obtener óptimos resultados. 

Ingredientes Masa 

Harina de trigo 1 kg. 
Agua templada ½ litro 
Sal 25 grs. 
Aceite de Oliva 50 ml 
Levadura fresca 25 grs. 

Ingredientes de la Cubierta 

Salsa de tomate 6 cucharadas 
Espinacas 200 grs. 
Champiñones 150 grs. 
Queso parmesano 150 grs.rallado 
Huevos enteros 4 

Preparación de la masa 

En un recipiente grande colocar la harina, previamente dejaremos aparte 4 cucharadas para amasar el bollo. Hacer un hueco en el centro de la harina y mezclar la sal para luego agregar allí la levadura disuelta previamente en agua templada y el aceite de oliva. 

Mezclar con cuchara de madera siempre desde el centro hacia fuera para incorporar la harina de forma gradual. 

Formar un bollo Amasar el bollo y de ser necesario utilizar la harina que hemos dejado reservada a tal efecto. Amasar por unos diez minutos hasta lograr una masa elástica. 

Colocar en un recipiente limpio cubrir con un paño y dejar descansar durante una hora para que leve y doble su volumen. 

Preparación de la cubierta y armado de la pizza 

Precalentar el horno a 180° C durante 10 minutos. Amasar el bollo de pizza y darle forma circular colocándolo en un molde adecuado. 

Pintar con la salsa de tomates la superficie de la masa. 

La espinaca deberá cocinarse al vapor y una vez cocida escurrirla y colocarla sobre la superficie de la masa de pizza. 

Sobre ellas distribuir los champiñones y la mitad del queso parmesano y hornear por espacio de diez minutos. 

Retirar del horno hacer cuidadosamente cuatro huevos sobre las espinacas y en cada uno de ellos romper un huevo, espolvoreando con el resto del queso parmesano. 

Hornear por espacio de otros 10 minutos o hasta que los huevos se encuentren cocidos. 
Retirar y servir.

Pizza con cubierta de cebollas de invierno


Hoy prepararemos una deliciosa pizza con una cubierta de cebollas de invierno y con el agregado de la receta de una masa de pizza típicamente italiana. 

Una receta sencilla y una masa básica que no lleva azúcar ni leche y se logra así una masa fina que luego de hornearla queda de un espesor perfecto.

Ingredientes

Harina de trigo 1 kg. 
Agua templada ½ litro 
Sal 25 grs. 
Aceite de Oliva 
50 ml Levadura fresca 25 grs. 
Cebolla de invierno cantidad necesaria 
Muzzarella 350 grs. 

Preparación:

En un recipiente grande colocar la harina, previamente dejaremos aparte 4 cucharadas para amasar el bollo. 

Hacer un hueco en el centro de la harina y mezclar la sal para luego agregar allí la levadura disuelta previamente en agua templada y el aceite de oliva. 

Mezclar con cuchara de madera siempre desde el centro hacia fuera para incorporar la harina de forma gradual. 

Formar un bollo y amasar el mismo y de ser necesario utilizar la harina que hemos dejado reservada a tal efecto. Amasar por unos diez minutos hasta lograr una masa elástica. 

Colocar en un recipiente limpio cubrir con un paño y dejar descansar durante una hora para que leve y doble su volumen. 

Pasado el tiempo necesario  para que la masa puede leudar, estirar la masa (se obtienen 3 bollos medianos) y darle forma redonda, colocándola en un molde apropiado. 

Cocinar por espacio de 10 minutos a horno pre-calentado a 180° C. 

Retirar colocar sobre la masa de pizza precocida la muzzarella rallada y las cebollas de invierno cortadas en rodajas finas. 

Cocinar por otros 10 minutos y servir.

Pizza con cubierta de calabacín


Una propuesta diferentes ideal para aquellos que gustan de la pizza estilo vegetariana ya que dentro de los ingredientes de la cubierta cuenta con tomates, calabacín y alcaparras.

Además, es una buena forma de que los niños también adquieran el hábito de comer algunos vegetales.

Sencilla de preparar solo lleva un poco de tiempo esperar a que leve, pero vale la pena prepararla porque es realmente deliciosa.


Ingredientes para la masa

500 grs. de harina
30 grs. de levadura fresa
5 cucharadas de aceite de oliva
Agua templada
1 cucharadita de sal

Ingredientes para la cubierta

Tomates picados 200 grs.
Tomates cherry cortados a la mitad 4
Calabacín cortado en finas rodajas 1 grande
Mozzarella 200 grs.
Alcaparras 1 cucharadita
Aceitunas verdes 50 grs.
Ajo 1 diente finamente picado
Aceite de oliva 1 cucharada
Perejil Picado 2 cucharadas

Preparación de la Masa

En un recipiente colocar la harina y mezclar con la sal, hacer un hueco en el centro y agregar la levadura desmenuzada, añadiendo agua templada hasta formar una masa elástica.

Amasar unos cinco minutos y colocar en un recipiente, cubierta con un paño dejando descansar hasta que doble de volumen.

Una vez que ha levado dividir en dos bollos y amasar dándole forma circular.

Colocar en moldes para pizza.

Cubrir con los tomates picados, los tomates cherry cortados y los calabacines en rodajas bien finas.
Distribuir sobre los ingredientes anteriores la mozzarella cortada en trozos.

Mezclar las alcaparras, las aceitunas y el ajo, y esparcir sobre la parte superior.

Rociar con el aceite de oliva.

Cocinar en horno precalentado a 200 ° C por espacio de unos 15 a 20 minutos.

Retirar del horno y espolvorear con el perejil picado para servir.

Mini pizzas turcas


De la exótica culinaria turca estas mini pizzas son una verdadera delicia sobre todo por su sabor tan particular.

Recordemos que si existe algo que se destaca en esta cocina es el uso de especias y en este caso utilizaremos comino molido y canela.

Ideales para servir como aperitivo estas mini pizzas turcas son rápidas y fáciles de hacer.

Ingredientes

1 bollo de masa de pizza
1 cebolla en rodajas
2 pimientos asados cortados en rodajas
1 diente de ajo picado
200 grs. espinacas
½ cucharadita de canela molida
½ cucharadita de comino molido
100 g de mozzarella rallada

Preparación

Calentar el horno a 180º C.

Estirar el bollo de masa de pizza y cortar porciones para colocarles en moldes individuales de formato alargado. Reservar .

Colocar en una sartén un poco de aceite de oliva y agregar la cebolla cocinando a fuego suave hasta que se caramelice, añadir entonces los pimientos cortados en rodajas y el ajo picado finamente.

Añadir las espinacas previamente lavadas y mezclar cocinando a fuego suave hasta que queden tiernas.

Retirar del fuego y mezclar las especias.

Distribuir el relleno en los moldes previamente forrados con la masa de pizza, espolvorear con el queso rallado y doblar los bordes hacia el centro girando los extremos para formar como un barquillo.

Hornear durante aproximadamente unos 20 minutos o hasta que la masa se encuentre dorada y crujiente.

Servir inmediatamente.

Pizza de tocino y queso


En esta ocasión prepararemos una pizza con masa hecha con polvo de hornear y por ello no será necesario dejarla levar, haciendo el trabajo de amasado más sencillo y rápido.

La cubierta, es una sabrosa combinación de queso cheddar, tocino y pimiento verde que además de dar sabor le otorga un colorido incomparable.

Ingredientes Masa

Harina 250 grs.
Sal 1 cucharadita
Polvo para hornear 2 cucharaditas
MantequillA50 grs.
Huevos 2
Leche 3 cucharadas

Ingredientes cubierta

Aceite de oliva 1 cucharada
Pimiento verde 1 sin semillas y cortado en rebanadas finas
Tocino 4 tiras picadas
Cebollas 2 cortadas en rodajas finas
Salsa de tomate 2 cucharadas de salsa de tomate
Tomates cherry 5 cortados a la mitad
Queso cheddar curado 85 grs. rallado

Preparación

Mezclar la harina, la sal y el polvo de hornear en un tazón, luego agregar la mantequilla cortada en trozos pequeños y pisar con un tenedor hasta lograr una preparación arenosa.
Agregar a los ingredientes secos los huevos previamente batidos con la leche y mezclar hasta lograr una masa suave.

Colocar sobre la mesa espolvoreada con harina y estira dando forma circular colocando esta masa en un molde para pizza de 24 centímetros de diámetro.

Para la cubierta calentar el aceite de oliva en una sartén, añadir el pimiento y el tocino dejando cocer hasta que el pimiento se encuentre blando. Retirar del fuego.

Añadir la cebolla cortada en rodajas.

Sobre la masa de pizza extender salsa de tomate y agregar la mezcla de tocino y pimiento.
Sobre lo anterior distribuir de forma pareja los tomates cherry y por último el queso cheddar rallado.

Cocinar en horno precalentado a 180° C por espacio de 15 minutos o hasta que la base esté cocida y el quedo derretido. Servir.

Pizza con cubierta de patatas


Una pizza de Patatas!... Si, a pesar de parecer extraño para preparar esta receta utilizaremos la tradicional masa pero además añadiremos finas rodajas de patatas que le darán una textura y sabor diferente.

Por otra parte, tienes la opción de elegir entre queso brie o mozzarella dos propuestas que también harán que el sabor sea distinto pero en ambas el resultado será una pizza deliciosa.

Su tiempo de preparación es de apenas 30 minutos y pueden hacerse de tamaño individual ideal para quienes viven solos y desean comer algo diferente al llegar a casa o la clásica pizza grande.

Una pizza diferentes sabrosa y crocante que además es muy liviana.

Ingredientes

Masa de pizza 1 bollo
Patatas 225 grs. cortadas en rodajas finas
Aceite de oliva 2 cucharadas
Romero 1 cucharadita
Queso Brie o mozzarella 150 grs.

Preparación

En un recipiente con agua y un poco de sal colocar las patatas cortadas en rodajas y llevar a fuego fuerte cocinando por espacio de 10 minutos o hasta que se encuentren tiernas.

Retirar del agua y reservar.

En otro recipiente colocar las dos cucharadas de aceite de oliva y el romero, agregando las patatas rebozándolas bien.

En un molde grande circular especial para pizza o moldes individuales colocar la masa y darle forma redonda.

Sobre la masa distribuir el queso Brie o mozzarella y las patatas, sazonar con sal y pimienta recién molida.

Llevar a horno precalentado a 180° C por espacio de 15 minutos o hasta que el queso se encuentre derretido y las patatas doradas.

Retirar y servir inmediatamente

Pizza con queso brie y tomillo


Una pizza sabrosa y que a su vez tiene una textura especial ya que en vez de utilizar la clásica mozzarella hemos colocado en la cubierta queso brie y un toque de tomillo que le otorga una aroma sensacional.

El queso brie es el protagonista en esta receta. Llamado por los franceses como el “rey de los quesos” proviene de la antigua región de Brie al oeste de París, ahora denominada como Seine et Marne, que le dio su nombre.

De sabor suave y textura untuosa tanto puede utilizarse para comidas como para algunos postres sobre todo combinado con masa de hojaldre.

Ingredientes

1 bollo de masa para pizza
Aceite de oliva
Ajo 1 diente
Patatas 150 grs. cortadas en finas rodajas
Cebolla 1 cortada en rodajas finas
Quso brie cortado en rodajas finas
Tomillo 1 cucharada

Preparación

Precalentar el horno a 180° C .

Amasar el bollo de pizza que previamente se habrá dejado leudar y estirar para formar la pizza colocando la masa en un molde circular.

Cubrir con un chorrito de aceite la cubierta de la masa.

En un recipiente mezclar las patatas cortadas en rodajas muy finas para que su cocimiento sea rápido, agregar el ajo picado bien fino y las cebollas cortadas en rodajas también muy finas.

Agregar a la mezcla anterior 1 cucharadas de aceite de oliva, sal y pimienta.

Colocar esta cubierta sobre la masa de pizza que ya se encuentra en el molde.

Llevar al horno y cocinar durante unos 20 minutos.

Retirar y distribuir sobre la cubierta el queso brie cortado en rodajas y espolvorear con el tomillo.

Colocar nuevamente en el horno durante unos cinco minutos hasta que el queso se encuentre derretido.

Retirar y servir.

Pizza de sartén


Una pizza diferente práctica de preparar ideal para hacerla individual, para quienes viven solos y no por ello deben privarse de comer esta deliciosa comida.

Ingredientes Masa

225 grs de harina
1 cucharada de levadura seca
3 cucharadas de aceite de oliva
Agua templada cantidad necesaria

Ingredientes Cubierta

1 cebolla en rodajas
1 dientes de ajo, machacados
100 grs de tomates cherry cortados a la mitad
4 cucharadas de salsa de tomates
Hojas frescas de albahaca, picadas
50g queso cheddar, rallado

Preparación

Para preparar la masa se coloca la harina en un recipiente y se añade en el centro la levadura seca, el aceite de oliva y se agrega agua templada hasta formar un bollo.
Amasar durante unos diez minutos a fin de obtener un bollo liso y elástico.
Cubrir con un paño y dejar levar por espacio de una hora.

Para la cubierta se coloca en una sartén una cucharada de aceite de oliva y se agrega la cebolla y el ajo, cocinando por espacio de 5 minutos a fuego suave, agregar las cuatro cucharadas de salsa de tomates y cocinar otros dos minutos. Retirar y Reservar.

Una vez que la masa ha levado se vuelve a amasar y dar forma redonda del tamaño de la sartén que será de unos 22 centímetros de diámetro.

Pintar la sartén con un poco de aceite de oliva y colocar la masa, cocinando a fuego suave por espacio de unos 8 a 10 minutos y hasta que la base se encuentre dorada.

Agregar la cubierta de salsa luego el queso cheddar rallado y por último distribuir los tomates cherry cortados en mitades, cocinar unos 5 minutos más colocando una tapa y a fuego muy suave.

Retirar, agregar la albahaca picada y servir.