Pizza con cubierta de ricota y albahaca


Una deliciosa pizza totalmente diferente a las tradicionales ya que para la cubierta hemos utilizado ingredientes que le darán un sabor y color especial como pimientos y tomates picados, sabrosos tomates cherry y la textura suave que le otorga la ricota o si se prefiere cualquier tipo de queso crema suave.

Ingredientes

1 bollo de masa de pizza
Cebolla, finamente picada 1
Pimientos amarillos o rojos picados 2
Aceite de oliva 1 cucharadita
Tomates picados 400 grs.
Tomates cherry en mitades 5
Ricota o queso suave 250 grs.
Sal y pimienta
Albahaca hojas para decorar

Preparación

Calentar el horno a 220° C y estirar la masa de pizza colocándola en un molde especial de forma circular.

En una sartén colocar aceite de oliva y agregar la cebolla y los pimientos picados cocinar por espacio de 2 minutos y agregar los tomates picados.

Sazonar con sal y pimienta y cocer a fuego suave por espacio de 10 minutos.

Cocer la masa de pizza en horno fuerte durante 10 minutos.

Retirar y colocar sobre la masa la salsa hecha con anterioridad, luego distribuir los tomates cherry cortados en mitades y por último la ricota.

Hornear durante aproximadamente otros 10 minutos hasta que la base se encuentre dorada.

Retirar del horno y adornar con hojas de albahaca fresca. Servir.



Los niños y la culinaria



A los niños les gusta jugar y también experimentar nuevas cosas casi a diario, sobre todo aquellas que son tareas reservadas a los mayores como es el caso de la cocina.

No existe mejor manera de enseñarles a los pequeños a comer bien como la de permitirles que ayuden en la preparación de algunas recetas, pero siempre en un marco de alegría, diversión y juego, desarrollando según la edad tareas sencillas que además les permitirán conocer nuevos alimentos, despertando su curiosidad y a la vez sus sentidos.

También les gusta trabajar con las manos y adoran las texturas novedosas y los colores. Dos posibilidades que se dan perfectamente en la culinaria y en la preparación de recetas para niños donde ellos pueden intervenir.

Lavar frutas y vegetales, mezclar alimentos, ayudar a preparar la masa de un pastel de chocolate o unas deliciosas galletas de canela y miel, son motivación suficiente para que el pequeño ponga manos a la obra.

Otras tareas que los niños pueden desarrollar en la cocina es untar cremas o dulces sobre su tarta predilecta para luego ayudar también en su decoración.

Los pequeños en general son muy curiosos y esto los lleva a estar expectantes despues de haber preparado una receta de comida preguntándose cuál será el resultado final, un buen truco para que prueben nuevos alimentos.

Entretenido y educativo cocinar es para los más pequeños una tarea que les permite expandir su imaginación, siendo una excelente forma de lograr que los niños disfruten comiendo aquellos platos que ellos ayudaron a preparar.

Y para los que desean ayudar en la cocina pero aún no tienen edad suficiente para cocinar, es posible darles la tarea de decoración de los platos, una actividad que ayuda a despertar su imaginación, aprender los colores y sus combinaciones y el nombre de ingredientes que aún no conoce.

Una manera de educar a los niños a través de la culinaria en un ámbito que ayuda al desarrollo de sus sentidos y también contribuye a la integración del grupo familiar.

Mini pizzas arrolladas



La masa de hojaldre es en esta receta de mini pizzas arrolladas la protagonista y estrella principal, por su textura crocante y suave sabor que se optimiza con queso cheddar y hierbas aromáticas.

Ingredientes

Masa de hojaldre cantidad necesaria
Salsa de tomate
100 grs. De jamón cortado en pequeños dados
100 grs. De queso cheddar rallado
1 huevo batido
1 cucharadita de hierbas aromáticas trituradas.

Preparación

En una superficie ligeramente enharinada extender la masa de hojaldre haciendo un rectángulo de 40 x 32cm.

Sobre la masa extender una capa de salsa de tomate dejando un borde de 1 centímetro sin salsa.

Luego colocar sobre la salsa de tomate el jamón cortado en pequeños dados y de forma uniforme.

Por último esparcir el queso cheddar rallado sobre el jamón.

Para hacer el rollo se comenzará por la parte más estrecha del rectángulo (32 cms.), cuidando de enrollar bien apretado.

Envolver el rollo en un papel film y enfriar en el refrigerador durante unos 10 minutos.

Con un cuchillo bien afilado cortar porciones iguales y colocar sobre una placa previamente pincelada con aceite de oliva por último pintar cada arrollado con huevo batido y espolvorear con las hierbas trituradas.

Cocinar en horno precalentado a 180 °C durante 15 minutos hasta que la masa se encuentre dorada suavemente.

Retirar dejar reposar 5 minutos y servir.

Pizza con tomates cherry, albahaca y alcaparras



Una pizza sabrosa con algunos ingredientes que la hacen diferente como los pequeños tomates cherry y las deliciosas alcaparras que se suman a las hojas aromáticas de albhaca para darle un toque especial.

Veamos como preparar esta receta de pizza con tomates cherry, albahaca y alcaparras

Ingredientes

1 bollo de masa de pizza
8 cucharadas de salsa de tomate
10 tomates cherry cortados a la mitad
1 manojo de albahaca picados en trozos grandes
2 cucharadas de alcaparras enjuagadas y escurridas
200 de mozzarella, cortada en pedazos
2 cucharadas de queso parmesano rallado

Preparación

Estirar el bollo de masa y darle forma redonda colocándolo en un molde para pizza, previamente aceitado.

Cubrir con la salda de tomate y llevar a horno precalentado a 200°C por espacio de 5 minutos.
Retirar la base de pizza del horno y cubrir con los tomates cherry previamente cortados por la mitad, la mozzarella cortada en pedazos pequeños para que se funda con facilidad y las dos cucharadas de queso parmesano.

Hornear nuevamente durante unos quince minutos o hasta que la base se encuentre dorada y la mozzarella se encuentre derretida.

Retirar del horno y esparcir sobre los tomates cherry la albahaca y picada en trozos pequeños y las alcaparras.

Por último agregar rociar con un poco de aceite de oliva sal y pimienta recién molida.

Servir.

La pizza en Nueva York


El estilo de la pizza que se consume en la ciudad de Nueva York no dista mucho de aquella que se hace en todo el mundo, pero su inserción como plato que causaría furor recién se instaló a principios del 1900.

Los ingredientes originales eran queso mozzarella, salsa de tomate y otros ingredientes que fueron acrecentándose con el paso del tiempo.

Los neoyorkinos gustan de la pizza estirada a mano y con una salsa simple de tomate siendo muy consumida como un aperitivo, teniendo la costumbre de doblarla por la mitad ya que su tamaño un poco grande dificulta comerla de otra forma.

Lo más notable a destacar entre las otras pizzas y estilos americanos es que la pizza que se consume en Nueva York es la delgada y se prepara a partir de una harina con alto contenido de gluten.

Por lo general, la pizza en Nueva York se vende ya sea como un pastel entero o por porciones, para comer un pequeño snack durante el día, en tanto que una pizza grande rinde hasta 8 porciones.

Algunos ingredientes que son tradicionales de la pizza italiana son utilizados en las pizzas estilo Nueva York como es el caso del orégano, queso parmesano rallado y ajo, en tanto que otros han sido añadidos para darle a la pizza un toque diferente como el peperoni o chile rojo.

Existen además las pizza de formato cuadrado y que se hacen con una base de masa de mayor grosos un tipo de pizza que se diferencia mucho de la tradicional pizza siciliana a pesar que los neoyorquino insisten en llamarla con ese nombre.

Otras recetas de pizza tradicionales que pueden encontrarse en la ciudad son aquellas a las que se agrega una cubierta de anchoas y queso de oveja. Otro estilo pizza puede compararse al de un pastel de tomate siendo muy popular en las comunidades italo-americanas de Nueva Jersey, Greater Boston y Nueva York, especialmente en Utica, donde la gran comunidad Italiano-Americana es en su mayoría de Sicilia.

Diferentes estilos y gustos de pizzas que también vale la pena saborear a pesar de ser un poco distintas a las tradicionales recetas italianas.

Masa de pizza con miel y sémola


Esta es una receta de pizza diferente ya que dentro de sus ingredientes se destaca el uso de miel y sémola que le otorga un toque de sabor y una textura diferentes a pesar que se utiliza muy poca cantidad de miel y una proporción adecuada de harina de sémola y harina blanca.

Sencilla y rápida de preparar solo es necesario tener paciencia a la hora de dejar levar el bollo, por lo demás puede cubrirse con los ingredientes que se deseen, desde los más simples como queso mozzarella y jamón hasta los más exóticos como mariscos.

Toma nota de los ingredientes y hoy mismo puedes preparar una para sorprender a la familia.

Ingredientes

1 cucharadita de miel
2 cucharadas de levadura seca activa
2-1/2 cucharaditas de sal
2 tazas de harina de sémola
2-1/3 de tazas de harina
2 tazas de agua tibia

Preparación

En un recipiente colocar la miel y mezclar con ½ taza del agua tibia añadiendo luego la levadura seca, batir y dejar reposar durante 5 minutos.

En otro recipiente colocar los dos tipos de harina la se sémola y la blanca, agregando la preparación de levadura, agua y miel.

Primero mezclar hasta integrar las harinas agregando el resto de agua tibia que indica la receta y la sal.

Amasar bien hasta lograr un bollo elástico y liso, dejando descansar hasta que doble su volumen, aproximadamente una hora y siempre cubierta con plástico o un lienzo.
Una vez que la masa haya levado se coloca sobre la mesa y se amasa un poco para quitar el aire, para luego proceder a formar la pizza.

Cubrir con salsa de tomates y los ingredientes que se deseen cocinando aproximadamente unos 15 a 20 minutos en horno precalentado a 210 º C.

Pizza Dukan



La famosa dieta Dukan que se encuentran tan de moda además de brindar un plan para adelgazar de forma eficaz y otro de mantenimiento para no recuperar los kilos perdidos, también entrega una serie de recetas de comidas súper sabrosas para hacer y disfrutar a base de ingredientes naturales.

En este caso la pizza Dukan es una propuesta excelente para los amantes de la pizza que podrán seguir consumiéndola a pesar de estar siguiendo una dieta para adelgazar.

Hecha a base de los diferentes salvados que se consumen en esta dieta, como el salvado de trigo y de avena, esta pizza es la recomendada cuando se ha llegado a la fase 4 del plan que se denominada etapa crucero, donde también pueden comerse vegetales variados y proteínas.

Esta receta es para dos pizzas individuales y es muy sencilla de realizar.

Ingredientes para la masa

Salvado de trigo 2 cucharadas colmadas
Salvado de avena 2 cucharadas colmadas
Queso crema bajo en materias grasas 4 cucharadas colmadas
Levadura seca 1 cucharadita (Polvo Royal)
Claras de huevo 3
Sal ½ cucharadita

Ingredientes para la cubierta

Tomate triturado especiado con orégano
Queso bajo en grasas rallado
Champiñones en lata
Orégano

Preparación

Para elaborar la masa se colocan en un recipiente el salvado de trigo y el de avena.
A la mezcla de salvados e añaden las 3 claras de huevo, la sal, el queso crema bajo en materia grasa para otorgarle consistencia a la masa y por último la levadura Royal.

Batir bien hasta formar una masa de consistencia media.

Cubrir un molde redondo y de poca profanidad con papel encerado especial para horno microondas.

Cocinar la masa 4 minutos en horno microondas, retirar y reservar.

En una sartén colocar el tomate triturado y agregarle sal, pimienta y orégano, cocinando por espacio de un minuto.

Cubrir la pizza con el tomate cocido, el queso bajo en tenor graso rallado y agregar champiñones cortados en laminas.

Espolvorear con orégano y cocinar en horno común precalentado a 200º C por espacio de 4 a 5 minutos.

Retirar y servir

Pizza de plátano y chocolate


Para quienes gustan de las pizzas exóticas y con sabores especiales, hoy presentamos esta deliciosa pizza de plátano y chocolate, un postre diferente que puede ser el broche de oro si se ha organizado en casa un “pizza party”.

Ingredientes

Levadura seca 2 cucharaditas
Azúcar 2 cucharaditas
Agua tibia 1/3 de taza
Harina 1 ½ taza
Mantequilla 25grs.
Huevo1

Ingredientes para la cobertura

Mantequilla 30 grs.
Azúcar morena 2 cucharadas
Plátanos 3
Chocolate en trozos 2 cucharadas
Nueces molidas 2 cucharadas

Preparación

En un recipiente colocar la levadura seca, azúcar y agregar el agua tibia, mezclar bien y dejar descansar cubierto con papel film durante unos diez minutos.

En otro recipiente colocar la harina y hacer un hoyo en el centro, donde se añade el batido de levadura previamente levado, la mantequilla y el huevo, mezclando bien hasta formar un bollo de masa.

Colocar el bollo sobre una superficie con harina y amasar durante unos 5 minutos hasta lograr una masa lisa y elástica. Colocarla en un recipiente limpio y cubrir con un paño o papel film dejando que descanse y duplique su volumen, aproximadamente una hora.

En un molde especial para pizza previamente pintado con mantequilla blanda se colocará la masa previamente estirada con el palote hasta lograr un círculo de unos 36 centímetros de diámetro formando con los dedos un borde para que pueda contener los ingredientes de la cubierta.

Preparación de la cobertura

En un cazo colocar la mantequilla y el azúcar a fuego suave removiendo hasta que se fundan ambos ingredientes
Verter esta preparación sobre la base de la pizza y a continuación colocar los plátanos previamente cortados en rodajas.

Armado y cocción

Distribuir sobre los plátanos los trozos de chocolate y las nueves.

Llevar a horno precalentado 180° C por aproximadamente unos 20 minutos hasta que la base de la pizza se encuentre dorada y el chocolate derretido.

Para decorar pueden utilizarse fresas, colocadas sobre la cubierta una vez retirada la pizza del horno.