Pizzerias de San Sebastian



En todas las ciudades de España, y prácticamente en todas las ciudades del mundo, los restaurantes de cocina italiana y principalmente los de pizzerías abundan por encima del resto. ¿Qué tendrá la cocina italiana que a todo el mundo le gusta? A parte de su sabor y que se puede tomar en cualquier momento, el precio es un factor importante a la hora de montar por ejemplo una pizzería y es que tomarse un trozo de pizza está al alcance de casi todo el mundo.

Hoy os vamos a presentar las principales Pizzerías de San Sebastián para que en caso de viajar a esta ciudad sepáis dóde podéis comer pizza. En San Sebastián tenemos grandes y afamados restaurantes premiados en numerosas publicaciones, pero hoy nos vamos a centrar en las pizzerias, que en esta ciudad a pesar de no ser nombradas en esas numerosas publicaciones también existen.

Una de las pizzerías más famosas y queridas por los que viven en San Sebastián es la Torre de Pizza. La Torre de Pizza se encuentra en la Parte Vieja de San Sebastián, junto a la iglesia de San Vicente, en esa misma calle San Vicente. Es un local muy pequeño y cuesta contrar sitio pero en horno de leña se hacen las mejores pizzas de Donosti. La Mina es otra de las pizzerías más famosas de la ciudad. Es un sitio más de comida italiana en general pero sus pizzas también son muy buenas. Suelen ser pizzas de ración por lo que no son muy grandes pero son muy finas y las hacen también en su horno.

La Mamma Mía es otro de los restaurantes de comida Italiana y pizza que destacan en la ciudad. Está hubicada en la calle San Bartolomé. Bajando unas escaleras entras en el comedor que es bastante agradable y bien decorado en un ambiente italiano.  Otro de los restaurantes que está de moda en la ciudad es La Tagliatella, que pertenece a una cadena de pizzerias y restaurantes italianos que lo podemos encontrar en otras muchas ciudades pero en el que también se come bastante bien.

Pizza diet deliciosa



Luego de las fiestas de fin de año nada mejor que alguna comida liviana para evitar seguir sumando calorías.

La pizza que generalmente gusta a todos los integrantes de la familia y puede prepararse de forma tal que no agregue kilos a la figura.

Una pizza diet deliciosa con queso mozarella light, sencilla de preparar.

Ingredientes Masa

Harina integral 1kg
Levadura fresca 50 grs.
Aceite de oliva 4 cucharadas
Sal 2 cucharadas
Azúcar 1
Agua tibia 750 ml.

Ingredientes Salsa

1 taza de salsa de tomate
Orégano 1 cucharada
Sal 1 cucharadita
Cebolla picada 1
250 queso muzzarella Light

Preparación

En un recipiente colocar la harina mezclar la sal, azúcar y luego hacer un hueco en el centro donde agregaremos la levadura diluida en un poco de agua tibia, el aceite e iremos agregando el resto del agua mientras tomamos la harina paulatinamente hasta integrar todo y formar una masa, que debe ser lisa.

Amasar bien y colocar en un recipiente, cubrir con un paño dejando levar hasta que doble el volumen.

Para la salsa se coloca un poco de aceite en una sartén se agrega la cebolla picada y se deja cocer hasta que queda transparente.

Agregar la salsa de tomate y la sal.

Estirar la masa de pizza y darle forma redonda colocar en un molde y pintar con un poco de la salsa previamente preparada.

Llevar a horno precalentado y cocinar unos cinco minutos a fuego medio.

Retirar pintar con más salsa y distribuir la mozarella Light cortada en trozos pequeños colocar nuevamente en el horno para terminar la cocción.

Al retirar espolvorear con orégano y servir.

Pizza de alcachofa y queso parmesano

Una pizza diferente con los sabores tan partculares de las alcachofas y el queso parmesano, ideal para quienes no gustan de pizzas con cubiertas muy abundantes.

Ingredientes

Masa

Harina 400 grs.
Agua tibia 250 ml.
Levadura fresca 15 grs.
Azúcar 10 grs.
Aceite de oliva 4 cucharadas
Sal 1 cucharadita

Cubierta

Corazones de alcachofas 4
Cebolla 1 cortada en aros finos
Parmesano rallado 50 g
sal 1 cucharadita
Aceite de oliva 1 cucharada

Preparación Masa

Colocar en un recipiente profundo la harina agregarle la sal y remover un poco para mezclar, ya que la sal no debe ponerse en contacto con la levadura.

Hacer un hueco en el centro allí colocar la levadura fresca, el azúcar, aceite de oliva e ir agregando el agua tibia poco a poco incorporando la harina.

Amasar vigorosamente hasta lograr una masa elástica y suave. Si se pega en las manos agregar un poco de harina.

Colocar en un recipiente, tapar y dejar levar por espacio de una hora.


Preparación cubierta

Cortar los corazones de alcachofas en rodajas (previamente se habrán cocido en agua y sal durante 5 minutos.

Cortar las cebollas en rodajas y sofreír en un poco de aceite hasta que se tornen transparentes y condimentar con sal.

Reservar.

Armado de la pizza

Estirar la masa dándole forma circular y colocar en un molde de pizza.

Sobre la masa colocar las cebollas, luego los corazones de alcachofas y por último el queso parmesano rallado grueso.

Cocinar en horno precalentado 180° hasta que la masa se encuentre cocida, aproximadamente unos 15 minutos.

Retirar del horno y colocar sobre el queso derretido un poco de aceite de oliva.