Pizza dietética

¿Quién dice que no se puede adelgazar comiendo?. Nos parece algo imposible porque estamos habituados a ver dietas que nos prohíben muchos de los alimentos que normalmente consumimos, pero en realidad tan solo se trata de saber elegir los ingredientes adecuadamente. Y para demostrarlo te traigo una rica pizza de verduras.

Ingredientes (en gramos):
Para la masa
170 de harina (debe sobrar un poco para amasar)
105 de agua
Una pizca de sal
Una pizca de azúcar (opcional)
16 de levadura fresca

Para el relleno:
Tomate
Pimiento (verde o rojo, al gusto)
Calabacín
Cebolla
Aceitunas (verdes, negras o ambas)
Sal
Pimienta

Elaboración:
¡Empezamos con la masa!: Desmenuza la levadura con los dedos y mézclala con el agua, 2 cucharadas de harina, la sal y el azúcar. Si lo prefieres puedes no ponerle azúcar, pero en ese caso el aspecto de la masa quedará muy blanco, como si estuviera cruda, en cambio con el azúcar conseguiremos que tome color dorado.


Una vez que tienes ésta mezcla hecha déjala reposar durante 10 minutos para que fermente. Pasado este tiempo ve añadiendo poco a poco el resto del harina, removiendo continuamente hasta que consigas formar una bola de masa que se despegue del recipiente.

Esparce sobre la encimera un poco del harina que te ha sobrado, enharínate las manos y comienza a amasar durante unos 5 minutos. Si ves que es necesario puedes ir añadiendo más harina sobre la bola de masa.

Al final debes obtener una masa lisa, fácil de manejar y que no se pega en las manos. Colócala sobre un recipiente, tápala con un paño de cocina y deja que repose durante 30 minutos.

Pasados los 30 minutos veremos que la masa ha doblado su tamaño, es el momento entonces de estirarla. Vuelve a esparcir un poco de harina en la encimera y estírala hasta conseguir el tamaño y grosor deseado.

Y ya tenemos hecho lo más entretenido, ahora solo falta añadirle los ingredientes del relleno:
Como pretendemos adelgazar comiendo no vamos a ponerle ninguna salsa de tomate altamente calórica, puedes optar por hacer tu propia salsa casera o puedes no ponerle nada. Después de esto añade la sal, la pimienta, la cebolla cortada en cuadritos, el calabacín cortado en láminas, el pimiento cortado en tiras y el tomate en rodajas. Hornea hasta que la masa quede a tu gusto ¡y listo!.

Sugerencias sobre la receta:
El relleno puede variar tanto como desees quitándole algunos ingredientes o añadiéndole más como por ejemplo champiñones, berenjenas, brócoli, zanahoria… Si lo deseas puedes añadirle algún queso bajo en calorías que se funda bien.

En lugar de añadir 105 de agua prueba a añadir 100 de agua y 5 de infusión de tomillo. La masa tendrá un sabor mucho más especial.

Si espolvoreas con albahaca fresca picada u orégano el éxito estará asegurado. Y lo mejor... ya puedes disfrutar de una crujiente pizza mientras consigues alcanzar tu peso ideal ¡Quién lo diría!.

0 comentarios: