Pizza de salmón fresco

El salmón fresco es un buen ingrediente para preparar una pizza diferente, pero no solo ese producto servirá para dar sabor a la pizza sino que lo combinaremos tocineta, alcaparras, queso parmesano rallado y como toque final una vinagreta y unas hojas de rúcula fresca. Sencilla de preparar estos son los ingredientes y el paso a paso para preparar una sabrosa pizza de salmón fresco, decorada con hojas de rúcula frescas. 

Ingredientes

Para la masa:
500 grs. de harina de trigo
10 grs. de levadura seca
1 cucharadita de azúcar moreno
250 ml de agua templada
2 cucharadas de aceite de oliva
sal
harina para extender la masa

Para el relleno:
200 grs. de salmón fresco
250 grs. de nata fresca
2 lonchas de tocineta ahumada
100 grs. de queso parmesano rallado
1 cebolleta
2 cucharadas de alcaparras
hojas de rúcula fresca
vinagre de Jerez
aceite de oliva
sal
pimienta
perejil


Preparación:

Para la masa colocar en un bol la harina, levadura seca y el azúcar, agregar poco a poco el agua templada y formar un bollo de masa homogéneo. 

Amasar el bollo de pizza y abrir un hueco en el centro añadiendo allí el aceite y una pizca de sal.

Cuando la masa haya doblado su volumen, retirar del bol y extenderla sobre la mesa de trabajo previamente espolvoreada con harina y con la ayuda de un rodillo dándole forma circular.

Colocar la masa de pizza en una bandeja de horno y untar la superficie con nata fresca, encima extender el tocino troceado, la cebolleta bien picada, las alcaparras y el queso parmesano rallado. Condimentar con un toque de aceite, sal, pimienta y perejil picado.

Cocinar en horno precalentado a 240º C durante 10 minutos.

Retirar la pizza del horno y distribuir el salmón troceado, horneando un par de minutos más.

En un bol preparar una vinagreta mezclando dos cucharadas de vinagre, sal y dos cucharadas de aceite de oliva. Retirar la pizza del horno.

Servir la pizza de salmón fresco decorada con unas hojas de rúcula y aliñada con la vinagreta previamente preparada.

Pizza de pollo al pesto

Una deliciosa pizza que combina pollo con pesto además de los ingredientes tradicionales de la pizza como son la mozzarella y el tomate cortado en rodajas.

Una preparación que lleva sus pasos pero que merece la pena hacer por su sabor, aroma y color inigualables.

Ingredientes:

Para la masa:
Harina 250 grs.
Levadura seca 15 grs.
Azúcar 1/2 cucharadita
Sal 1 pizca
Aceite de oliva 3 cucharadas
Agua 125 c. c.

Para el pesto:

50 grs. de queso parmesano rallado
25 grs. de nueces picadas
1 diente de ajo
4 cucharadas de albahaca fresca picada
125 cc. de aceite de oliva
Sal
Pimienta

Para la cubierta de pollo

250 grs. de pechuga de pollo
1 cebolla mediana
2 tomates medianos cortados en rodajas
200 grs. de mozzarella rallada
50 grs. de champignones
2 cucharadas de aceite de oliva


Preparación:


Para preparar la masa en un recipiente pequeño colocar la levadura seca, el azúcar y dos cucharadas de agua tibia, mezclar todo y dejar reposar por 10 minutos.

En un cuenco mezclar la harina con la sal y en el centro de estos ingredientes agregar la levadura fermentada, el aceite y el agua poco a poco trabajando los ingredientes hasta formar una masa homogénea y lisa, tapar y dejar reposar en lugar tibio por una hora.

Una vez que el bollo de masa ha leudado estirar en forma redonda y colocar sobre una placa aceitada, dejando reposar 10 minutos.

Realizar un borde todo alrededor del círculo de masa dejándolo de 1,5 cm de altura.

Cocinar en horno precalentado a 200º C hasta los bordes comiencen a dorarse. Retirar y reservar.

Preparar el pesto mezclando el queso rallado con las nueces picadas y el ajo picado, añadir la albahaca incorporando de a poco, el aceite de oliva, condimentando con sal y pimienta a gusto. Para la cubierta de pollo corta la carne en cubos pequeños y saltearlos en una sartén con el aceite de oliva por un par de minutos.

Añadir a la preparación anterior la cebolla cortada en aros finos, los champigñones fileteados y el pesto preparado anteriormente, cocinando por 5 minutos más. Retirar y reservar.

Sobre la masa de pizza colocar los tomates cortados en rodajas y después el relleno preparados de pollo y pesto, por último distribuir la mozzarella rallada y cocinar por 10 minutos.

Pizza casera de chorizo

Una receta muy creativa del chef de cocina Karlos Arguiñano, esta pizza casera de chorizo es un plato sencillo, sabroso y con un toque diferente.

Más allá de las pizzas tradicionales existen las exóticas que combinan diferentes ingredientes, texturas y sabores y en el caso de la receta de hoy es precisamente eso lo que sucede al combinar lonchas de chorizo con queso mozzarella sobre una masa casera crocante y dorada. Veamos entonces los ingredientes y la manera de preparar esta sabrosa pizza casera de chorizo

Ingredientes

Para la masa

300 grs. harina
1 sobre de levadura seca de panadería
15 ml. de aceite de oliva virgen extra
150 ml. de agua tibia
1 pizca de sal
Harina extra para estirar la masa

Para la cubierta de la pizza:

24 lonchas de chorizo
400 grs. de queso mozzarella
1 lata de tomate en conserva
1 cebolleta
3 dientes de ajo picados
aceite de oliva sal azúcar
orégano y perejil a gusto


Preparación:

Para preparar la masa de pizza colocar la harina previamente mezclada con la sal en un recipiente, añadir la levadura seca, el aceite y por último agua templada.

Mezclar todo bien y trabajar hasta lograr un bollo de masa homogéneo que deberá colocarse en un bol y cubrirlo dejando que descanse por 30 minutos a fin de que pueda leudar. Una vez que la masa ha leudado estirarla y formar dos pizzas.

Para la salsa picar los ajos y la cebolleta y ponchar en una cazuela con un poco de aceite de oliva hasta que tomen algo de color.

Añadir a la preparación anterior el tomate, una pizca de sal, una pizca de azúcar y orégano a gusto. Cocinar la salsa de tomate por unos 15 minutos. Retirar pasar por el pasapurés y reservar.

Cortar 250 gramos del queso mozzarella en bastones, reservando el resto y cubrir los bordes de las pizzas, enrollando y presionando un poco para que queden enganchados y los bordes queden rellenos de queso.

Cubrir la masa de las pizzas con la salsa de tomate y las lonchas de chorizo.

Rallar el resto de queso mozzarella y espolvorear sobre las pizzas, espolvoreando con un poco de oréganos.

Cocinar las pizzas en horno precalentado a 180º C durante unos 15 a 20 minutos.

Servir las pizzas decoradas con unas hojas de perejil.