Pizza con vegetales de temporada

Una pizza con vegetales de temporada puede resultar una propuesta diferente sobre todo para los niños que muchas veces se niegan a comer verduras.

Pueden utilizarse vegetales variados tales como pimiento rojo, cebolla, berenjena, calabacín o cualquier otra combinación, pero manteniendo el principio de que debe ser una pizza colorida y tener un sabor delicioso debido precisamente a esa combinación de ingredientes.

Estos son los ingredientes y también el paso a paso muy sencillo para preparar esta sabrosa pizza con vegetales de temporada.

Ingredientes

300 grs. de masa de pizza
½ taza de salsa de tomate
½ berenjena
½ calabacín
½ pimiento rojo
1 cebolla pequeña
Sal
Pimienta negra recién molida
1 cucharadita de orégano seco
100 grs. de queso tipo parmesano
150 grs. de queso mozzarella
Aceite de oliva virgen extra



Preparación

Esplovorear con un poco de harina la mesada de trabajo y allí estirar la masa de pizza que ya se habrá dejado descansar y leudar.

Pintar la superficie de la masa de pizza com la salsa de tomate fría, dejando los bordes sin tomate y espolvorear con el orégano.

Llevar la base de pizza al horno sobre la plancha de metal y a una temperatura de 180º C hasta conseguir una base crujiente.

Dejar cocer la masa sólo 3 minutos, retirar la pizza del horno y reservar.

Lavar y cortar en brunoise (cuadraditos pequeños) tanto la berenjena como el calabacín.

Cortar en juliana la cebolla morada y también el pimiento rojo.

Colocar todos los vegetales en un bol grande y añadir una chorrito de aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida, dejando reposar por diez minutos.

Distribuir los vegetales sobre la base de pizza pre-cocida y sobre ellos colocar la mozzarella cortada en trozos pequeños y rallar por encima el queso tipo parmesano.

Cocinar en horno precalentado a 230º C unos 10 minutos.

Retirar del horno y rociar con aceite de oliva y servir.

Pizza italiana con longaniza y patatas

Una típica pizza con todo el sabor italiano con la particularidad que en esta ocasión además de la clásica salsa de tomate también añadiremos mozzarella, patatas en rodajas y longaniza.

Una verdadera delicia sencilla de preparar y con la ventaja que puede hacerse con cualquiera de las variedades de masa que hemos dado en otras ocasiones.

Estos son los ingredientes y el paso a paso para preparar una sabrosa pizza con longaniza y patatas, al mejor estilo italiano.

Ingredientes

2 bollos de masa de pizza
1 patata mediana
200 grs. de mozzarella
2 longanizas 
salsa de tomate
sal
aceite de oliva


Preparación

Hervir la patata al vapor y una vez cocida dejar enfriar Cortar la patata en trozos pequeños. Reservar 

Quitar la piel de la longaniza y cortala en rodajas. Reservar Picar la mozzarella en trozos pequeños. Reservar 

Sobre una superficie de madera espolvoreada con harina estirar los dos bollos de masa de pizza hasta dejarlos de unos 20 centímetros y dejando el borde un poquito más alto.

Colocar las dos pizza en una bandeja circular previamente pinceladas con un poco de aceite de oliva. 

Distribuir salsa de tomate en cada una de las masas de pizza y condimentar con un chorrito de aceite de oliva y un poco de sal. Llevar las masas a horno precalentado a 250ºC y dejar cocinar por 5 minutos.

Transcurrido ese tiempo retirar del horno y distribuir las rodajas de patatas cocidas, longaniza y mozzarella. 

Volver a llevar las pizzas al horno en la parte más alta y cocinar por unos 5 minutos más. Retirar y servir. 

Pizza de espinaca y salsa bechamel

La propuesta de hoy es una deliciosa y suculenta pizza de espinacas con una suave salsa bechamel y queso parmesano rallado.

Suave y con sabores y aromas muy marcados esta pizza de espinaca y salsa bechamel es muy fácil de preparar siendo ideal para que los más pequeños de la familia incorporen más vegetales a su dieta.

Ingredientes

  • Para la masa

350 grs. de harina
25 grs. de Levadura fresca
1 cucharadita de sal
Agua cantidad necesaria
5 cucharadas de aceite de oliva

  • Para la salsa bechamel

250 cc de leche
1 cucharada de mantequilla
2 cucharadas de Harina
Sal
Nuez moscada
Pimienta

  • Para la Cubierta

200 grs. de Espinaca
1 Cebolla pequeña
100 grs. de queso parmesano rallado
Aceite de oliva cantidad necesaria


Preparación
  • Masa

Colocar en un cuenco la harina mezclada con la sal, hacer un hueco en el centro y allí añadir el aceite, la levadura fresca desmenuzada y agregar agua tibia hasta formar una masa que se desprenda de los bordes del recipiente y no se adhiera a las manos.

Amasar bien hasta lograr una masa lisa y de ser necesario añadir un poco más de harina. Dejar descansar cubierta con papel filme de cocina por espacio de media hora o hasta que haya doblado su volumen.
  • Salsa Bechamel

En una olla mediana fundir la mantequilla y añadir la harina, mezclar hasta lograr una pasta e incorporarle inmediatamente la leche bien caliente, batiendo enérgicamente para evitar que se formen grumos.

Continuar batiendo hasta que la salsa comience a espesarse aproximadamente unos dos minutos. Retirar del fuego y condimentar con sal, pimienta y nuez moscada.Reservar
  • Cubierta

Blanquear la espinaca previamente lavada puede hacerse al vapor o solo hervirla por unos minutos hasta que las hojas se encuentren tiernas.

En una sartén colocar un poco de aceite de oliva y añadir la cebolla y picada y cocinar hasta que se encuentre transparente, añadir la espinaca cortada en trozos grandes, cocinar por espacio de un minuto y retirar del fuego. Condimentar con sal y pimienta
  • Armado de la pizza

Estirar un bollo de pizza y darle forma redonda dejándola de unos dos centímetros de espesor y colocarlarla sobre una placa para horno, dejar reposar 10 minutos.

Cocinar por espacio de 7 minutos en horno precalentado a 220 ºC, retirar y colocar sobre la masa cocida un poco de salsa bechamel, la espinaca, sobre esto añadir el resto de salsa bechamel y por último el queso parmesano rallado.

Volver a cocinar por unos 5 minutos más hasta que el queso se haya derretido y la base se encuentre dorada.